6% de los niños han sido víctima de discriminación o maltrato en salas cuna o jardines

0
30

Un 51% de los padres, madres y apoderados encuestados en la Región Metropolitana considera cardinal el perfil de la educadora -en materia de buen trato y competencia profesional- al momento de designar una sala cuna o un jardín de niño para sus hijos o hijas.

Así lo reveló la Superintendencia de Educación en el seminario "Todos tejemos la ronda: Primera Infancia con reguardo de derechos", donde además se indicó que un 21% se fija en la seguridad; otro 20% en los contenidos educacionales de calidad; y un 17% en una infraestructura adecuada a nivel de muros, techos, pisos, salas y patios. 

El prospección –minucioso por la consultora Activa Research- se aplicó entre el 23 de agosto y el 7 de septiembre en 102 salas cunas y jardines infantiles, y consideró un total de 1.280 encuestas aleatorias y presenciales.

Frente a la consulta respecto de cuán satisfechos están los padres, madres y apoderados con los establecimientos de educación parvularia al que asisten sus hijos e hijas, el 93% los evaluó con notas de 6 a 7, en las áreas de material didáctico, enseres y abastecimiento, infraestructura y seguridad e higiene. El 6%, lo hizo con un 5 y solo un 1% los calificó con notas de 1 a 4.


 

En paralelo, un 98% aseguró no ocurrir vivido ni conocido casos de discriminación en su sala cuna o jardín de niño, a diferencia de un 2% que afirmó haberlas vivenciado.

De ellos, un 24% las asoció a discapacidad física o intelectual, un 22% a la condición de inmigrantes, un 18% a situaciones familiares y otro 18% a apariencia física.

En una línea similar, un 96% de los encuestados sostuvo no poseer vivido ni tenido conocimiento de casos de maltrato, contra un 4% que aseguró lo contrario.

De estos últimos, un 50% dijo que éste obedeció a maltrato físico de adulto a niño/a y un 32% a maltrato psicológico de adulto a niño/a.