7 frases de Vargas Llosa en la manifestación contra la independencia de Cataluña (y las claves para entender por qué las dijo)

0
41

El premio Nobel de Humanidades, Mario Vargas Llosa, participó en la gran manifestación por la dispositivo de España que este domingo recorrió las calles de Barcelona.

El escritor, que tiene la doble procedencia peruana y española, pronunció un aplaudido discurso en el que criticó a los dirigentes independentistas y defendió la idea de España, así como el papel de Cataluña interiormente de ella.

  • “Nosotros también existimos”: cientos de miles marchan en Barcelona en contra de la separación de Cataluña de España

Estas fueron algunas de sus frases más destacadas, y algunas claves para contextualizarlas y entenderlas.

1. “El nacionalismo ha llenado la historia de Europa y del mundo, y de España, de guerras, de sangre y de cadáveres”

Vargas Llosa parece referirse a la larga relación de conflictos alentados por ideologías nacionalistas que salpican el pasado europeo. Las dos guerras mundiales, las contiendas que terminaron con la antigua Yugoslavia, o los enfrentamientos que se produjeron en algunas repúblicas soviéticas tras la caída de la URSS son solo algunos ejemplos.

En España, la argumento armada de la estructura ETA, que exigía la independencia del País Vasco, provocó centenares de muertos entre los abriles 1960 y 2011. El trauma marcial con el que en 1936 dio aparición la Lucha Civil española igualmente estaba inspirado por el nacionalismo, en este caso castellano, del genérico Francisco Franco y el resto de uniformados conspiradores.

Un hombre observa desde un balcón la multitudinaria manifestación por la unidad en las calles de Barcelona, España

2. “Han salido miles y miles de catalanes de sus casas en esta mañana soleada del otoño catalán. Son catalanes democráticos, que no creen que son traidores quienes piensan distinto a ellos. Son catalanes que no consideran al adversario un enemigo, que no ensucian sus puertas, ni destruyen sus vitrinas”

El autor de “La fiesta del chivo” y otras obras cumbres de la humanidades en castellano hace referencia al sectarismo que algunas voces denuncian que se ha adueñado del clima social catalán en los últimos abriles. Las sedes de los partidos que, como el Partido Popular o Ciudadanos, defienden la Constitución y la permanencia en España fueron objeto de actos vandálicos.

Algunos de sus dirigentes fueron objeto de acoso durante las grandes movilizaciones que rodearon al polémico referéndum de independencia del pasado domingo.

  • ¿Sobreviviría Cataluña como un Estado independiente?
  • Qué tiene que ver Cuba con el independentismo catalán (más allá de la bandera estelada)

Los partidarios del independentismo todavía han denunciado agresiones e insultos por parte de exaltados españolistas.

3. “No queremos que los bancos y las empresas se vayan de Cataluña como si fuera una ciudad medieval acosada por la peste”

Posteriormente del referéndum ilegal del domingo, algunas de las principales empresas y entidades financieras de Cataluña decidieron el traslado de su sede a otros lugares de España por miedo a las consecuencias sobre su negocio de una hipotética enunciación de independencia.

Firmas como el Tira Sabadell, La Caixa, Gas Natural o la Compañía de Aguas de Barcelona forman el núcleo del conocido poder crematístico catalán y ahora radican fuera de la comunidad autónoma.

El independentismo siempre aseguró que eso nunca sucedería. La marcha de estas empresas ha sido un duro revés para los secesionistas.

Vargas Llosa.

4. “Queremos, por el contrario, que los capitales y las empresas vengan a Cataluña para que vuelva a ser, como tantas veces en su historia, la capital industrial de España, la locomotora de su desarrollo y su prosperidad”

El Nobel apeló al pasado industrioso y fabril de Cataluña. Desde el siglo XIX y los albores del proceso de industrialización en España, Cataluña fue siempre una de las regiones más dinámicas y a la vanguardia.

El primer ferrocarril de la España peninsular se instaló en Barcelona, así como las primeras fábricas dedicadas a la producción de riqueza de equipo para el consumo de masas. Cataluña fue tradicionalmente sede de una pujante industria automovilística, poco que todavía hoy se mantiene.

El papel de “locomotora” al que se refiere Vargas Llosa hizo que cientos de miles de inmigrantes de otras partes de España se instalaran allí.

Así, por ejemplo, la periferia de Barcelona se llenó con los extremeños y andaluces que llegaban en pesquisa de un porvenir.

Mario Vargas Llosa.

5. “España es un país antiguo. Cataluña es un país antiguo. Hace 500 años sus historias se juntaron y se juntaron con las historias de vascos, de gallegos, de extremeños, de andaluces, etcétera. Para crear esa sociedad multicultural y multilingüística que es España”

Vargas Llosa está pensando en la unión entre Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los Reyes Católicos, quienes al contraer himeneo en 1469 propiciaron la unión de las dos coronas y el surgimiento de la monarquía hispánica, una de las más poderosas en la Europa de entonces.

Los partidarios de la dispositivo de España sitúan aquí el origen de la nación española, aunque muchos historiadores lo cuestionan y sostienen que esa es una idea que no aparece hasta, por lo menos, la Constitución de Cádiz de 1812.

La naturaleza plural y la oficialidad de lenguas como el catalán quedó reconocida en la Constitución de 1978, que las definió como “patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección”.

Mapa de Cataluña

6. “Desde hace 40 años, además de recuerdo de un pasado grandioso y a veces trágico, España es también una tierra de libertad”

Aquí el ensayista peruano mira a los abriles que siguieron a la homicidio del caudillo Franco, en los que se completó la “transición” desde su régimen hasta el de la monarquía parlamentaria.

La Constitución aprobada en 1978 en medio de un clima político de gran tensión definió a España como un “estado social y democrático de derecho” y dio paso a unos abriles en los que el país fue agradecido como una democracia plena de acuerdo con los estándares internacionales.

Pudo ingresar así en organismos como la Unión Europea, en los que había estado vetado durante el franquismo.

Vargas Llosa.

7. “Se necesita mucho más que una conjura golpista de los señores Puigdemont y Junqueras, y de la señora Forcadell, para destruir lo que han construido 500 años de historia”

Vargas Llosa se refiere al presidente del gobierno autónomo catalán, Carles Puigdemont, su número dos en él, Oriol Junqueras, y la presidenta del Parlamento autonómico, Carme Forcadell, todos ellos partidarios y promotores del movimiento independentista catalán.

Los acusa de golpistas por la aprobación en el Parlament de las llamadas “leyes de desconexión”, con las que se quiso dar cobertura legítimo al referéndum y a una eventual confesión de independencia.

  • ¿Fue Cataluña alguna vez independiente?

El Tribunal Constitucional castellano anuló esas leyes tras las denuncias del gobierno central y los diputados de la concurso al independentismo en la cámara, pero Puigdemont, Forcadell y Junqueras decidieron seguir delante con el referéndum.

Los independentistas sostienen que Cataluña es soberana para aprobar sus propias leyes y que la negativa del gobierno castellano a negociar un referéndum no les dejó alternativa a la desobediencia.