A estos métodos recurrió Raquel Argandoña para separar a Kel de su ex pololo

0
290

Para celebrar los 5 abriles de la revista Hola, la estampación contó con una entrevista monopolio y en conjunto de Raquel Argandoña y su hija Kel Calderón.

Ambas aparecen posando en la portada, adelantando algunas de las declaraciones más honestas y polémicas que dieron al equipo periodístico de esta publicación: “Mi mamá ha estado reprimida toda una vida por la mentalidad de su país. Yo prefiero incomodar a mi país para que las mujeres dejen de ser reprimidas”, dijo la polola de Pangal Andrade.

Entre los muchos temas que aborda la entrevista, la panelista de “Bienvenidos” habló del romance de su primogénita, asegurando que su flagrante yerno le parece “un buen chico que le ha hecho muy bien a la Kel y se complementan perfecto”.

En ese mismo contexto, le preguntaron a Raquel si se ha metido alguna vez en las relaciones de su hija. “Sí, por supuesto. Es sabido que el ex de ella (Pablo Schilling) no era santo de mi devoción y obviamente lo pasé mal como mamá. Luché hasta el final para que no estuvieran juntos y creo que Jehová me escuchó”, comenzó diciendo ‘la quintrala’.

Y agregó: “Hice todo lo que te puedas imaginar que haría una madre para liberarla de las manos de ese hombre. Era una relación tóxica. Si hasta fui a ver a una bruja a Machalí”, reconoció.

Delante eso, la propia Kel corroboró la información, agregando que “hasta nos hizo brujerías. Nos tiraba tierra de cementerio. Una vez abrí el refrigerador y vi una foto de Pablo congelado”.

El programa “Intrusos”, de La Red, recogió estas declaraciones y las analizó, comprobando que la brujería de la foto congelada efectivamente funciona para destruir relaciones. Así lo comentó la panelista Nataly Chilet, quien vivió en carne propia esa mala experiencia.

¿Qué les parecen estas medidas para separar una pareja?