Abuelito lleva la foto de su esposa fallecida al restaurante donde se conocieron y come con ella

0
297
loading...
loading...

Si alguna vez has dudado de la existencia del bienquerencia seguro, esta historia te hará recuperar la fe en las parejas que duran para siempre y amores que son inmortales.

Clarence Purvis tiene 93 abriles de perduración y duró casado con su esposa Carolyn por más de seis décadas; tuvieron hijos y a posteriori de una vida felices, ella murió hace cuatro abriles.

Sin secuestro, su remembranza sigue presente en el corazón de Clarence, quien la extraña todos los días de su vida.

Nadie ha amado como yo y mi esposa nos amamos. Menciona Clarence para WTOC.

come con foto esposa

Por los pasados 13 abriles los esposos Purvis han ido a desayunar todos los días al mismo restaurante en Georgia, hasta que un día, en octubre de 2013, Carolyn no pudo asociarse a su cónyuge más, porque había muerto. Sin incautación, a posteriori de su homicidio, ella lo acompaña de otra forma, pues este antecesor ahora lleva una foto de mujer al mismo restaurante donde han desayunado todos los días, para engullir en compañía de su reminiscencia:

Estaba siempre conmigo cuando vivía. Ella está conmigo ahora.

come con foto esposa

Su expresión de aprecio ha conmovido a todos los clientes del restaurante, propiedad de Joyce James:

El es parte de este restaurante, Le pregunté a mi cónyuge, ‘si algo me llegara a pasar, ¿pondrías mi foto en la mesa?’ Él contestó ‘no lo creo amor, te amo, pero puede que eso sea mucho’.

Aunque muchas personas le mencionan a Clarence que puede encontrar una pareja para no estar solo, él piensa que si le llegara a preguntarle a su mujer, ella le daría permiso, sin incautación, este hombre ya no quiere nadie más.

Ahora tiene 93 abriles de años y toda su vida trabajó arreglando los carros de de otras personas, siempre daba el mejor precio y era el mejor mecánico, así que ganó muchos amigos y clientes de su trabajo.

come con foto esposa

Ahora que ya no tiene que trabajar, se mantiene muy activo, algunas veces trabaja arreglando el pasto de la iglesia para los vecinos, casi siempre lo hace gratis. Adicionalmente de su trabajo de caridad, este señor maneja su Mercury al cementerio de Glennville, tres o cuatro veces por día para ver la tumba de su esposa. Todo el el suburbio lo conoce y lo besalamano cuando maneja su coche. Cuando le preguntan por qué va tanto al cementerio, este hombre contesta:

Vengo como 125 veces al mes, la amaba muchísimo. la extraño congruo y pienso que así ella sigue conmigo.

come con foto esposa

Esto si es acto sexual y no otras cosas.

loading...