Amante de la cerveza convierte toda su casa en un bar y ahora es el hombre más feliz del planeta

0
215

Cuando te gusta tanto la cerveza que conviertes tu casa en un bar, pero como es un superficie privado no tienes que enriquecer osadía por traicionar vino y por separado concursas para percibir premios por el mejor bar del año.

Tener un bar es el sueño de todo hombre. Solo que algunos se detienen porque les desliz el caudal para respaldar las licencias de saldo de licor. Pero eso no fue impedimento para este fuerte alfa copa dorada y su casa/bar.

En la entrada de Barnstaple, ubicada en el condado de Devon, Inglaterra, hay una casa que posteriormente de ser remodelada se convirtió en uno de los mejores bares del empleo. Un inglés llevó al notorio su caverna de hombre.

Simon Randall y su esposa estuvieron ahorrando mucho mosca para ir adaptando su casa y con algunos eventos de caridad reunieron los fondos necesarios y así nació el bar “Randall’s Tavern”.

La Taberna de Randall tiene mesa de billar, dos rocolas de música de CD y viniles, juegos retro tipo arcade, máquinas de dulces y botanas y hasta juegos para niños.

En la mostrador cuenta con más de 80 tipos de ginebra, 20 de whiskies y docenas de vodkas. Y por supuesto una gran variedad de cervezas para todos los gustos.

Lo mejor de esta caverna de hombre de vigoroso alfa es que no tiene que acreditar osadía de saldo de vino porque el bar está emplazado en su casa y en un espacio privado no se necesita un permiso para traicionar cerveza y bebida.

La taberna de Randall es un oportunidad tan asombroso que ha sido nominado tres veces consecutivas para el premio a la Sala de Juegos de Ocio en el Hogar del Año; en caso de aventajar, obtiene un gratitud conocido y tres mil 524 dólares.

Para Simon y su esposa Donna, el premio crematístico no es lo importante. A ellos les interesa el prestigio del oportunidad y que más clan visite su bar casero.

Por lo pronto nosotros ya pusimos la taberna de Randall en nuestro itinerario de alucinación por Inglaterra.