Analogue lanza consola con la que puedes jugar con tus cartuchos originales; ¡mejor que la SNES Mini!

0
172

A posteriori de que Nintendo estuvo relanzando sus consolas clásicas en formatos muy pequeños, salió la competencia Analogue para darle estética a los fanáticos de los videojuegos.

Cuando la compañía Nintendo lanzó hace un tiempo su pequeña consola NES y la diminuta SNES, todos nos derretimos con la posibilidad de retornar a esparcirse los clásicos como Super Mario 3, Street Fighter II Star Fox.

Pero desafortunadamente, la compañía solamente lanzó una interpretación en miniatura de la consola Super Nintendo con un número menguado de videojuegos.

Cada consola Super Nintendo tenía precargados en torno a de 21 juegos, de los casi dos mil 200 disponibles.

Es por eso que ha aparecido al mercado una nueva consola en formato miniatura en la que se pueden insertar los cartuchos de Super Nintendo para poder jugarlos todos.

La Super Nt de la empresa Analogue tiene un puerto diseñado para insertar cualquier cartucho de Super Nintendo y emitirlo en resolución Full HD. Christopher Taber, representante de la compañía, ha dicho que esta consola está construida con un plástico peculiar para que sea sobrado duradera.

Esta consola retro no pretende imitar el software de Nintendo, sino su hardware para que exista una decano compatibilidad de la consola con los cartuchos de videojuegos.

Adicionalmente, la consola ofrece un salida de video HDMI con cero degradación de señal y audio de 48 Khz de 16 bit.

Adicionalmente de los cartuchos de Super Nintendo, la Super Nt es compatible con los juegos de Super Famicon y de Super Game Boy. 

Esta consola saldrá en cuatro presentaciones y desafortunadamente los mandos de control inalámbricos se venderán por separado a 40 dólares, que para que podamos combinar los colores de las presentaciones.

Sí claro, combinar colores…

En fin, la empresa Analogue ya tiene en preventa esta diminuta consola a un precio de 190 dólares y estará habitable a la saldo a partir de febrero del 2018.

Por lo menos tenemos el tiempo suficiente para eludir…