Bachelet envía mensaje a Chile Vamos: “¿Habrá nerviosismo electoral?”

0
59

Este viernes, tras participar en una actividad en Isla de Pascua, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, se refirió a la críticas provenientes desde Pimiento Vamos que la acusan de un “intervenciomnismo electoral” tras reunirse con Alejandro Guillier en La Moneda el pasado martes.

“Quiero afirmar que me parece muy desconcertante que se trate de callar al gobierno de las mejoras que hemos tenido. Me refiero a las acusaciones de intervencionismo electoral que se ha estado haciendo a esta presidenta cuando, a diferencia de otros en el pasado, en absoluto ha mencionado el nombre de un candidato por el cual elegir. No ha sido la método de otros en el pasado. Están los documentos“, manifestó Bachelet.

En esa misma crencha, la mandataria señaló que “Paula Narváez ha dicho la verdad. Uno se pregunta ¿Habrá nerviosismo electoral? ¿Por qué tanta acusación de intervencionismo que no corresponde?”.

Por otro flanco, Bachelet asimismo se refirió a la eventual comprensión anunciada por el candidato de la centroderecha, Sebastián Piñera, quien tras reunirse este jueves con Manuel José Ossandon, dijo que el compromiso de ampliar la gratuidad sería posible solo si existe una recuperación económica en el país, y anunció que en ese caso, el foco estaría puesto en la educación técnica.

“No soy la que debe dar una explicación de por qué el candidato da un giro. Yo por principio no descalifico. Las personas que se dan una vuelta así de importante tendrán que dar una razón”, aseveró la Jefa de Estado.

Cerca de mencionar, que durante esta trayecto Penitente Piñera, hija del ex presidente, a través de su cuenta de Twitter respaldó la “apertura” de su padre y señaló que “no mas falsos slogans. Piñera mantendrá la gratuidad en educación superior, es más, la extenderá a Centros de Formación Técnica y, muy importante, a la educación preescolar. Vienen tiempos mejores”.

Este tuit no fue correctamente recibido por los cibernautas, quienes inmediatamente comenzaron a despellejar y cuestionar su mensaje.