Bachelet: “La centroizquierda no ha logrado generar nuevas respuestas en el mundo actual”

0
86

“Efectivamente a nivel del mundo hay una conversación y un debate en la centroizquierda y la socialdemocracia, que es preguntarse qué ha sucedido con votaciones bajas, por ejemplo en Europa, y tiene que ver con los estilos de liderazgo”, admitió la Presidenta Michelle Bachelet en una entrevista concedida al diario argentino La Nación.

En ese sentido, la mandataria reconoció que “el mundo de la centroizquierda no ha logrado generar nuevas respuestas en el mundo actual. No he tenido tiempo para hacer ese debate, porque estoy dedicada a gobernar. Luego de terminar, me interesa entrar”.

De cara a las elecciones presidenciales en noviembre la jefa de Estado señaló que “en la medida en que las instituciones políticas puedan recuperar la confianza de los ciudadanos, tener propuestas atractivas, democráticas, que profundicen los derechos y oportunidades de la gente, es perfectamente factible que se sigan eligiendo personas de izquierda o centroizquierda”.

De todos modos, reparó: “Mi diagnóstico es que está abierto quién va a ser Presidente de la República. Es verdad, hay personas que están más adelante que otras, pero falta mucho para las elecciones y no se ha entrado a la campaña. De verdad creo que está abierto”.

Al mismo tiempo, Bachelet manifestó su preocupación que “al calor de la campaña se puedan ideologizar excesivamente ciertas temáticas, caer en un debate con descalificaciones personales o posverdad”.

La Presidenta adicionalmente se refirió a la crisis por la que atraviesa Venezuela. Consultada por qué posición tiene frente a la Asamblea Constituyente que está convocada en para fines de este mes en ese país, Bachelet contestó: “He visto lo que ha sucedido en los últimos días y ha habido una votación bien impresionante: más de siete millones de personas fueron a votar en contra de esta Asamblea Constituyente, y lo que he leído es la voluntad de la oposición de continuar con mucha fuerza haciendo un camino propio, que puede llevar a una situación de inestabilidad aún mayor en el país”.

“Más allá de que Chile considera que la situación de los venezolanos tiene que ser resuelta por los propios venezolanos, lo que temo es que eso pueda llevar a un choque muy brutal y a una inestabilidad muy fuerte para Venezuela. El ideal para nosotros es que pudiera haber un punto de encuentro entre oposición y gobierno, negociar una salida pacífica”, agregó.

“Todo lo que podamos hacer desde Chile para ayudar a la estabilidad y estabilización de Venezuela, lo haremos”, concluyó.