Bolivia responde con voto nulo tras fallo judicial a favor de Evo Morales que lo autoriza a presentarse a la reelección

0
43

El voto inútil que promovía la examen se impuso en las elecciones judiciales del domingo en Bolivia, planteadas como un plebiscito sobre el laudo legal que hace pocos días daba vía atrevido al presidente Evo Morales para apañarse un cuarto mandato consecutivo en los comicios de 2019.

El gobierno boliviano insistió en defender la legalidad de los comicios pese a los resultados, mientras que la concurso se atribuyó una vencimiento que achacó a una reacción frente a el parecer que habilita a Morales a retornar a presentarse a la reelección.

Los primeros datos difundidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el 80% de las actas electorales verificadas dan cuenta de que el 53,75% de los votos fueron nulos, el 33,3% válidos y el 12,9% blancos en el caso del Tribunal Agroambiental.

Para el Consejo de la Magistratura, los votos nulos llegaron al 53,66%, los válidos a 31,1% y los blancos a 15,2%.

El enumeración para estos órganos es doméstico, mientras que los datos de los tribunales Supremo de Imparcialidad (TSJ) y Constitucional (TC) son departamentales.

Los porcentajes preliminares de votos nulos para el TC en las nueve regiones bolivianas oscilaron entre 48 y 59%, y los válidos entre el 26 y 41%.

En el caso del TSJ, el voto inútil se movió entre el 42 y el 59 % de la votación y los sufragios válidos entre el 28 y 37 %, según los datos preliminares del víscera electoral.

Tras conocer estos primeros datos, el ministro de gobierno, Carlos Romero, aseguró al canal privado Red Uno que en el Ejecutor se encuentran “contentos” porque la “larga tradición democrática participativa de la ciudadanía” fue ratificada durante esta caminata.

Sostuvo que no estaba en disputa “un escenario político” sobre autoridades judiciales designadas “entre cuatro paredes” o “impuestas a dedo”, sino producto “de una decisión popular”.

“Pueden tener muchas apreciaciones sobre la elección, pero lo importante es que la legitimidad de esas personas proviene de las urnas”, manifestó.

Previamente, el presidente Morales expresó su confianza en que habría una décimo masiva en estos comicios al considerar que esta es “la única forma” de transfigurar la Honestidad boliviana y arruinar con males como la corrupción.

Tras depositar su papeleta, el mandatario subrayó que Bolivia es el único país donde el pueblo elige a los principales jueces.

Por contra, los principales líderes de examen celebraron como un triunfo los porcentajes de votos nulos y consideraron que estos resultados son una respuesta al polémico error del Constitucional que habilita la nueva candidatura de Morales.

En un mensaje dirigido al mandatario en Twitter, el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) señaló que los resultados son un “mensaje sobre la deriva” de la democracia y el “descrédito” de la Probidad boliviana.

“Se impone que respete la soberanía popular, expresada de nuevo con contundencia”, agregó.

El líder de la centrista Pelotón Doméstico (UN), Samuel Doria Medina, consideró que el gobernador “ya no tiene la mayoría y por eso recurre a la fuerza y a la trampa para perpetuarse en el poder”.

“Con el aliento de esta victoria, nos llenamos de fuerza para seguir rechazando el caudillismo y construir una Bolivia sin ventajistas, corruptos y autoritarios”, añadió.

Cientos de personas celebraron el resultado en ciudades como Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro).

Los opositores habían instado inicialmente a elegir torpe en los comicios al considerar que los candidatos, elegidos por la mayoría oficialista en el Parlamento, responderán directamente al Ejecutor y no serán aval de una Rectitud independiente.

La sentencia fue el detonante para esa campaña, pues la concurso asumió que con el resolución se desconocieron los resultados del referendo de 2009 que aprobó la nueva Carta Magna y de la consulta popular de 2016, que rechazó mayoritariamente una reforma constitucional para permitir la nueva candidatura de Morales.

Los bolivianos que optaron por anular su voto en las elecciones judiciales lo hicieron con humor, sarcasmo y creatividad en protesta contra Evo Morales.

De ello dieron cuenta las numerosas imágenes que circularon en las redes sociales de papeletas de votación decoradas con pegatinas, dibujos, fotografías de diversa índole, incluso en tono amatorio, declaraciones de inclinación, insultos o consignas políticas y deportivas.

El TSE dilación que los cómputos departamentales cierren entre el martes y miércoles de esta semana.