Bromista crea una red Wi-Fi llamada “Bomba a Bordo” en pleno vuelo y desata el terror

0
233

Desde que el mundo conoció los horrores del terrorismo, las amenazas de explosivo en aeropuertos son un tema delicado y serio que pone en energía a todos los niveles y agencias de seguridad. Pero algunas personas solamente quieren ver al mundo arder y un pasajero alarmó a todos los demás en pleno revoloteo.

Tal parece que el mismísimo Desenfadado intentó desatar el caos y el avión en el que volaba tuvo que aterrizar por una amenaza de bala escondida en las redes Wi-Fi.

Turkish Airlines tenía programado un revoloteo desde Nairobi con destino a Estambul y como en todos los aeropuertos, los pasajeros pasaron por una exhaustiva revisión para descartar la posibilidad de que algún artefacto peligroso fuera transportado en el revoloteo. El avión despegó y los 100 pasajeros esperaban tener un plácido revoloteo.

A posteriori del protocolo de seguridad para el despegue, pudieron usar sus teléfonos celulares y otros dispositivos móviles. Pero todo se salió de control cuando al intentar conectarse a alguna red de internet por medio de Wi-Fi, todos se dieron cuenta de que estaba habitable una emplazamiento “Bomba a Bordo”.

Algunos dispositivos tienen la función de poder crear una red de Internet y la pueden nombrar como guste el adjudicatario. Así que de pronto todos los tripulantes y pasajeros del avión se convirtieron en sospechosos y potenciales terroristas.

El avión tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto internacional de Jartum, hacienda de Sudán. Volvieron a hacer la revisión de seguridad y gracias a Dios no se encontró ningún huella de objetos explosivos en los pasajeros, tripulantes o en el avión. El revoloteo se reanudó normalmente.

Tal vez al gratuito pasajero no le hizo tanta donosura retornar a suceder por el protocolo de seguridad y decidió no retornar a arriesgar sus siniestras bromas. Hasta el momento permanece en el intriga el origen de esa tétrica red.