Cable a tierra para el FA: informe interno pone en duda reelección de Boric y permanencia de RD como partido nacional

0
63

A poco más de un mes de las elecciones presidenciales, parlamentarias y a consejeros regionales de este año 2017, las predicciones en cuanto a cuál será el resultado abundan al interior de las distintas fuerzas e independientes que participarán de los comicios del 19 de noviembre.

El Frente Amplio, siquiera está fuera de esta tumulto, y al interior del piedra emergente cada fuerza se la juega por tener un acercamiento a los resultados, principalmente en el ámbito parlamentario. Según la vocera del Frente Amplio, Bárbara Castillo, el equipo electoral “generó un acuerdo en base a un diseño electoral que proyectaba sacar entre 10 y 14 diputados y diputadas. Esa fue la manera en la que se proyectó el acuerdo”.

Pero dicho equipo dejo de funcionar, precisamente, una vez firmado el acuerdo. Desde ahí, “cada partido ha realizado sus proyecciones en función de ese diseño y de las encuestas y estudios con los que contamos”, explica Castillo.

Uno de los estudios que parece tener viejo recibimiento a la interna del frenteamplismo, fue el realizado por la Fundación Pimiento Movilizado, a fines de septiembre de 2017. En este crónica se proyectan dos escenarios posibles, que proyectan una bancada parlamentaria del Frente Amplio, compuesta por 13 ó 19 diputados. “Con una bancada de este tamaño cabría la posibilidad de hacer un punto de inflexión en la correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados”, aseguran desde el conglomerado, aunque no todos coinciden en la capacidad que tenga el coalición de poder tener una bancada de casi 20 diputados.

El primer tablas que proyecta Pimiento Movilizado, contempla los resultados de las elecciones parlamentarias 2013, a  concejales 2016, y las primarias presidenciales y parlamentarias 2017, “tomando en cuenta la votación en tercera fuerza disponible en cada una de estas elecciones”, detalla el documentación. En este círculo, el FA obtendría 13 diputados, frente a 78 de la Nueva Mayoría (incluyendo a la DC), y 62 de Pimiento Vamos.

El segundo marco, “incorpora la posibilidad de crecimiento del Frente Amplio, en función de las últimas encuestas y mediciones electorales”, con este nuevo indicador, la proyección aumenta a una bancada de 18 diputados, “un escenario en extremo positivo”, reconocen desde el Frente Amplio.

Un panorama menos estimulante es el que ofrece un “Informe Electoral” interno del Frente Amplio, realizado la semana pasada. En este, las expectativas bajan significativamente y se reconoce que la bancada más segura no estaría compuesta por más de 9 ó 10 diputados, llegando a una expectativa “poco probable” de 17 diputados, los que dependerían de la votación laxa, la ampliación del padrón por parte del FA y de las dinámicas propias de las elecciones.

En este documentación, la proyección electoral está basada en los resultados de las primarias del FA, adicionalmente, “en el crecimiento de la participación entre la primaria y la primera vuelta en función de primarias anteriores, un modelo de distribución de votos en función de la concentración demográfica, las votaciones de las elecciones municipales 2016 y algunos antecedentes electorales de las elección 2013”, detalla el documento.

En almohadilla a este documentación interno, los cinco candidatos que están casi completamente asegurados son el presente diputado del Partido Libre, Vlado Mirosevic, quien conseguiría su reelección en el Distrito 1, de Arica y Parinacota. El Partido Humanista correría con delantera, ya que tendría asegurada dos elecciones, con Mariela Benavides en la Finca Interior (D6) y Pamela Jiles en el D12, en donde la periodista compite con el RD, Miguel Crispi, prioritario para su partido. Los últimos dos nombres asegurados en la Región Metropolitana, los tendría Revolución Democrática (RD), con la abogada Maite Orsini en el D9 y el presente diputado, Giorgio Jackson, quien alcanzaría su reelección con la primera mayoría del D10.

El noticia incluso establece una categoría de “distritos en disputa”, en los que las fuerzas del FA compiten por tener la primera mayoría y obtener el cupo parlamentario proyectado. El primero de estos distritos sería el D3, de Antofagasta, en donde Fernando San Román, de Izquierda Libertaria, “debe superar en solitario a la dupla de RD con Movimiento Autonomista”. Luego se encuentra la Finca Costa (D7), “distrito en el cual la tripleta del Partido Igualdad (PI) encabezada por Jorge Rauld enfrenta una triple amenaza, su compañera de lista Camila Rojas, la dupla Paonessa–Parada (PH) y por la dupla Jorge Brito y Mabel Zuñiga (RD)”, detalla el crónica. En tercer área, se encuentra el distrito de la zona norponiente de la RM (D8), la disputa en este espacio “es entre el subpacto del partido Poder Ciudadano que encabeza Claudia Mix y el subpacto PH liderado por Ricardo Maldonado”.

En cojín a este documentación interno, los cinco candidatos que están casi completamente asegurados son el presente diputado del Partido Demócrata, Vlado Mirosevic del Partido Independiente, quien conseguiría su reelección en el Distrito 1, de Arica y Parinacota. El Partido Humanista correría con superioridad, ya que tendría asegurada dos elecciones, con Mariela Benavides en la Chale Interior (D6) y Pamela Jiles en el D12, en donde la periodista compite con el RD, Miguel Crispi, prioritario para su partido. Los últimos dos nombres asegurados en la Región Metropolitana, los tendría Revolución Democrática (RD), con la abogada Maite Orsini en el D9 y el contemporáneo diputado, Giorgio Jackson, quien alcanzaría su reelección con la primera mayoría del D10.

Según esta proyección electoral, se abre la posibilidad de que en el polémico distrito N°10, -centro de una de las principales crisis que ha vivido el frenteamplismo, luego de que el ex presidenciable, Alberto Mayol, decidiera ir a como de ocupación como candidato por dicho espacio-, resulten electos dos candidatos del Frente Amplio. En este punto se proyecta que tanto Francisco Figueroa, de Izquierda Autónoma, y Alberto Mayol, alcancen los 25.000 votos, lo que adelanta que el campeón se debería dar por un cercano beneficio. Respecto al subpacto de RD, éste debería exceder “los 51.000 votos para lograr “arrastrar” a Gonzalo Winter o Natalia Castillo. Sin incautación, con esa combinación de resultados el FA estaría cerca de integrar un tercero en el distrito lo que es muy poco probable”, detalla el noticia.

Finalmente, en Concepción (D20) asimismo se tendría asegurado un cupo, pero la disputa estaría entre el ecologista, Félix González, y el ex dirigente sindical, Cristián Cuevas (Nueva Democracia).

Boric en problemas

Para los más entusiastas, existen otros seis “distritos con probabilidades de elegir”, según el Crónica Electoral Interno, los que “se encuentran sujetos a cumplir ciertas condiciones especiales” y aventajar el inicio de competitividad. Por lo tanto, no son una desafío segura, sino que sus resultados estarían sujetos a la comprensión del panorama electoral. Entre los nombres de este conjunto, destaca el contemporáneo diputado de Magallanes, Gabriel Boric.

Según este referencia, la candidatura del ex dirigente estudiantil no está asegurada, y dependería de una serie de variables. Su reelección sería “bastante difícil (…) considerando que los resultados de las elecciones municipales no fueron favorables para los autonomistas, y no lograron repuntar en las primarias del FA”. Adicionalmente, el documento consigna que el diputado Boric “no está bien evaluado por algunos sectores de la región”.

El espíritu del fracaso en la reelección, es una preocupación que ronda hace meses al frenteamplismo, es más, a principios de año se habría vivido un pronunciamiento de los sectores independientes que apoyaron la primera candidatura de Boric, quienes alejaron la distancia y centralismo del trabajo del parlamentario. Crisis que habría sido contenida por parte del equipo del diputado, encima de suscitar un longevo despliegue de Gabriel Boric en la zona.

La vigencia de Revolución Democrática

Un punto que apasionamiento la atención, tanto en este referencia interno, como en el de Pimiento Movilizado, es el hecho de que en cojín a estas proyecciones se complica el panorama para que Revolución Democrática permanezca como partido a nivel doméstico.

Esto, porque no lograría sacar a los tres parlamentarios en regiones consecutivas que exige la nueva Ley de Partidos, para tener dicho status, ya que, los parlamentarios de RD que tienen veterano posibilidad de ser electos se concentrarían en la Región Metropolitana.

Desde Revolución Democrática reconocen que el cumplir con los requisitos para seguir siendo partido a nivel doméstico es complicado, pero que las proyecciones están concentradas en cumplir el requisito de obtener al menos un 0,25% de la votación del electorado en cada región que se están constituyendo.

Por otra parte han establecido medidas de distinción para acorazar cada campaña más competitiva. En este caso se le entregarían 4,8 millones de pesos al candidato de la chale costa, Jorge Brito, al igual que a Maite Orsini, Giorgio Jackson, Nataly Rojas (candidata por El Maule) y Miguel Crispi (D12).

El resto de los posibles serán distribuidos entre dos escalafones distintos. Seis candidatos, del “grupo 2” obtendrían un poco más de 1,3 millones de pesos, mientras que el resto de los candidatos accederán a una suma cercana a los 440 mil pesos.

Bajo el contexto de preocupación por la permanencia de la legitimidad del partido, interiormente de este presupuesto se ha establecido un apartado peculiar para el distrito N°5, de Coquimbo, con el fin de “alcanzar los objetivos electorales mínimos, para mantener el estado legal del partido”, señala el documento de circulación interna de RD que detalla la distribución de fortuna entre los candidatos.