Camila Vallejo le manda recado a Giorgio Jackson por citarla en entrevista: “Ojo con el mansplaining”

0
103

El diputado de Revolución Democrática Giorgio Jackson concedió una entrevista al vespertino La Segunda, en la que afirmó que su par del Partido Comunista Camila Vallejo estaba “muy frustrada” por tener votado a beneficio de los artículos transitorios del esquema que propone aumentar en 2018 la cobertura de la gratuidad al 60% de los estudiantes de menos bienes, los que él rechazó porque, entre otras cosas, elimina el Crédito con Aval del Estado (CAE) sólo si es por un mecanismo periódico.

Adicionalmente de considerar que esto es “una tomadura de pelo del gobierno”, el parlamentario dijo que “estoy casi seguro que Camila, como buena parte de quienes marcharon el 2011, en el fondo está muy frustrada con esto al tener que asumir una postura más cercana al oficialismo, porque en la práctica se perpetúa una lógica de endeudamiento. No tengo la menor duda de que si hubiese habido un sistema distinto en votación, sin váucher y gratuidad universal, ella habría votado a favor”.

La aludida no tardó en replicar con Twitter en un mensaje que algunos interpretaron como un quiebre al interior de la denominada “bancada estudiantil”. Los menos graves, sin requisa, advirtieron que la cita venía acompañada de un ’emojin’ sonriente y guiñando un ojo.

“Entiendo que quizás no fue tu intención, pero no necesito que nadie hable por mí”, escribió la diputada, agregando la frase “ojo con el mansplaining“.

¿Qué le quiso sostener? Sencillamente machista, porque este anglicismo se refiere a la costumbre de los hombres, en contextos profesionales, de salir a explicar lo que está diciendo una mujer.

Así lo explica en una columna que publicó El Mostrador la estadounidense experta en tendencias Stephanie Knopel: “Es la tendencia de los hombres en contextos profesionales (y no) de interrumpir a una mujer comentando o explicándole algo que ella ya sabe (o peor aún, cuando ella es la experta en el tema) de forma condescendiente, generalmente de manera irrespetuosamente simplista y extremadamente confiada. (…) En resumidas cuentas, un ‘shhh, yo sé mejor'”.

Como sea, el propio Jackson acusó recibo y le respondió, en tono conciliador: “Efectivamente no era esa la intención. Me consta que votaste contra mantención del CAE q logró aprobar el gobierno”.