Camilo Feres y su diagnóstico de la segunda vuelta: “Estamos frente a dos candidatos derrotados, frente a dos perdedores”

0
52

“Yo esperaba que la votación de Sebastián Piñera fuera un poco mayor de lo que fue y de igual manera fue sorprendente el hecho que, más allá de todo el esfuerzo desplegado, la Concertación o la Nueva Mayoría detrás de Alejandro Guillier no pudiese marcar una diferencia un poco más nítida con todas las fuerzas emergentes que están sobre todo a su izquierda”, dijo este miércoles el analista político Camilo Feres, sobre el resultado de última alternativa presidencial, y que a su inteligencia dejó a los dos candidatos que se medirán en el balotaje del 17 de diciembre como “dos boxeadores que llegan bien apaleados”.

En el programa La Semana Política de El Mostrador TV, el asimismo director del Área de Estudios Sociopolíticos de Azerta Comunicaciones manifestó que “lo más interesante de esta segunda vuelta es que estamos frente a dos candidatos que son derrotados, estamos frente a dos perdedores. Cada uno desde su mundo recibió como un balde de agua fría lo que sucedió en la primera vuelta y más allá de quien gane o quien o quien pierda, se sienten ambos empujados por una fuerza que los excede y por lo tanto parecieran ambos estar representando un mundo que se está yendo, tienen mucha cara de ser el que va a cerrar la puerta de un ciclo que se ha demorado en salir”.

“Yo creo que esta elección no la va a ganar nadie, la va a perder uno de los dos, alguno de los dos se va a equivocar”, agregó.

Feres dijo asimismo que le sorprendió no solo que Piñera sacara una votación beocio a la que había estimado, sino que incluso el hecho que, “más allá de todo el esfuerzo desplegado, la Concertación o la Nueva Mayoría detrás de Alejandro Guillier no pudiese marcar una diferencia un poco más nítida con todas las fuerzas emergentes que están sobre todo a su izquierda”. Todo lo precursor, sostuvo, tiene que ver con un recambio generacional y la superación no sin dificultades, de liderazgos y de las “ lógicas” en las que se movían los partidos de la transición.

“Todo eso que va de salida quedó muy de manifiesto en esta elección y obviamente el fenómeno más importante desde esa perspectiva es Beatriz Sánchez, pero no es menor lo que le sucede a Piñera al lado de una derecha confesional que saca un resultado razonable, interesante, y que antes ya había tenido una competencia muy dura”, señaló.

Y en este escena de rebaraje, considera que el Frente Amplio está haciendo admisiblemente las cosas, con una moderación que incluso le podría permitir disipar los “fantasmas” y crecer en dirección a el electorado de centro.

“Es una alquimia difícil la del Frente Amplio y creo que la están resolviendo bien, porque probablemente en la cabeza de sus estrategas esté la idea de que para ellos es mejor que Guillier pierda hipotéticamente y no ser ellos los que lo matan, pero es muy complicado de hacer, y dentro de todo lo están haciendo de manera razonable. El mismo plebiscito que hace Revolución Democrática le entrega una válvula, el apoyo es condicionado pero es nítidamente un apoyo”, sostuvo.

Finalmente, enfatizó que más importante que lo que ocurra el 17 de diciembre, “lo interesante es lo que suceda en el Congreso. Yo creo que el cambio de época está marcado por el hecho de que hay un Congreso como el que tenemos hoy día, mucho más representativo y donde casi el 100 por ciento de las fuerzas con representación política está dentro. Antes no pasaba, había mucha política fuera y hoy día casi toda la política está en el Parlamento”.