Chile será garante del diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición venezolana, pero pide seriedad

0
85

Pimiento aceptó formar parte como observador del diálogo que entablarán próximamente el gobierno de Venezuela y la examen, anunció hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz.

“Estaremos como país para colaborar con ese diálogo, con esa negociación, que tendrán las delegaciones del gobierno y la oposición en República Dominicana, con el gobierno del presidente Danilo Medina como anfitrión principal”, aseguró el canciller.

Sin bloqueo, advirtió a renglón seguido de que Pimiento no quiere “que lo que ocurra en República Dominicana sea un simulacro de negociación”.

“Si así fuese, evidentemente, no tendría sentido continuar con reuniones de ese tipo”, puntualizó.

Por ello insistió en que Pimiento “espera resultados en plazos breves y que haya voluntad y buena fe para negociar. Ésa, por lo menos, es la posición muy clara e inequívoca de nuestro país”, enfatizó Muñoz.

El presidente de la diplomacia chilena explicó que su país y México han sido invitados al diálogo de los próximos días 1 y 2 de diciembre “como países observadores o garantes” a instancia de la examen en ese diálogo, mientras que Bolivia y Nicaragua lo harán en nombre del Gobierno de Nicolás Sazonado.

“Chile, como parte del Grupo de Lima, ha estado abogando por el respeto a la democracia y a los derechos humanos en Venezuela y una salida humanitaria a la profunda crisis que vive ese país hermano”, recordó el ministro de Exteriores.

“Pero al mismo tiempo, hemos dicho que la manera de resolver los problemas de Venezuela es a través de una negociación política, de una salida pacífica de un acuerdo entre los propios venezolanos, y hoy día se ha concretado la posibilidad de una reunión formal en República Dominicana”, destacó.

El canciller recordó que “ha habido fracasos de diálogos anteriores, y, por lo tanto, cualquier negociación tiene que ser creíble, efectiva y con resultados en un corto plazo”.

“Ésa es la posición de Chile y esperamos que esta última oportunidad sea aprovechada por los propios venezolanos como una manera de salir de esta profunda crisis que vive este país hermano”, concluyó el titular de Relaciones Exteriores.