Chile, sin Vidal pero con el apoyo de la grada, se juega pase al Mundial

0
36

La selección chilena se juega este martes en Brasil la clasificación para el Mundial de Rusia 2018 sin su principal defensa en el centro del campo, Arturo Vidal, sancionado, y a la retraso de recuperar al dañado Charles Aránguiz.

La Roja está obligada en esta última caminata de las eliminatorias suramericanas a sacar un resultado positivo frente a la selección brasileña, clasificada desde marzo pasado, que le permita garantizarse el billete para Rusia o al menos la repesca frente a Nueva Zelanda, representante de Oceanía.

Para el esencial diálogo que se disputará en el Allianz Parque de Sao Paulo, el técnico Juan Antonio Pizzi tendrá que reparar un centro del campo diezmado por las bajas.

Arturo Vidal está suspendido por acumulación de tarjetas, mientras que Charles Aránguiz apura los plazos para recuperarse a tiempo de un desgarro muscular que ya le impidió participar el jueves de la agónica vencimiento frente a Ecuador por 2-1.

El volante viajó a Brasil con el resto de la convocatoria y se someterá a distintas pruebas físicas hasta mañana para ver si está en condiciones de entrar de inicio, poco que ha preocupado a su club, el Bayer Leverkusen, partidario de que no fuerce.

El otro nombre habitual en la medular chilena, el deportista del Celta Marcelo Díaz, no fue convocado por osadía técnica.

Frente a este panorama, el seleccionador convocó de emergencia el sábado al medio Esteban Pavez, del Gimnástico Paranaense brasileño.

Pimiento afronta esta última caminata de las eliminatorias para el Mundial en tercera posición con 26 puntos, a doce de Brasil, líder destacado de la clasificación.

La única derrota que ha cosechado la pentacampeona del mundo en esta período fue precisamente delante Pimiento por 2-0 en la excursión inaugural disputada hace ya dos abriles.

Por su parte, Brasil ha asegurado que mañana saldrá a obtener en respuesta a la campaña montada en redes sociales por parte de aficionados de ambas selecciones que pidieron hacer el bien a Pimiento para así perjudicar las opciones de Argentina.

Para evitar cualquier tipo de sospecha, el técnico Adenor Leonardo Bacchi ‘Tite’ pondrá sobre el césped a su merienda ropaje con el único cambio del zaguero Ederson, que jugará en sitio de Alisson, y en defensa de Marquinhos, quien sustituirá al dañado Thiago Silva.

El tridente ofensivo formado por Neymar, Philippe Coutinho y Gabriel Jesús buscará surtir una estadística inverosímil: Brasil nunca ha perdido como particular en una eliminatoria mundialista.

No obstante, la Canarinha ha bajado de revoluciones en las dos últimas jornadas con sendos empates delante Colombia (1-1) y Bolivia (0-0).

El combinado brasileño selló su clasificación para Rusia 2018 cuatro jornadas antaño de terminar esta etapa de eliminatorias tras un desempeño impecable desde que Tite tomó las riendas del equipo.

El técnico encadenó nueve victorias consecutivas desde que asumió el cargo, récord del país en la competición, que, anejo con los dos últimos empates, han permitido aupar a Brasil hasta el liderato con 38 puntos, diez más que su inmediato perseguidor, Uruguay.

Adicionalmente, es la selección más goleadora (38 tantos a cortesía) y menos goleada (11 en contra), lo que hace todavía más difícil la gesta de Pimiento para ir al Mundial.