Dan a conocer grabación que demostraría que Temer avaló sobornos en el caso Petrobras

0
437

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue fototipia por uno de los dueños del gigantesco cárnico JBS, Joesley Batista, avalando la operación del silencio del exjefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, en prisión por participar en la trama de corrupción de Petrobras, según divulgó este miércoles el diario O Espacio.

Delante de Batista, el mandatario señaló al diputado Rodrigo Rocha Loures, del Partido del Movimiento Tolerante Brasileño (PMBD), que lidera Temer, para resolver un asunto del holding J&F Investimentos, que controla JBS, filtró el diario O Universo en su página web este miércoles.

Después, según el diario, el diputado fue filmado recibiendo una maleta con 500.000 reales (unos 160.000 dólares) enviados por Batista.

En ese disputa, señaló el citado medio, Temer todavía escuchó del patrón que daba a Cunha, quien fue el principal promotor del razón político que llevó a la destitución de Dilma Rousseff y está condenado a más de 15 abriles de prisión por corrupción, un suscripción mensual en la prisión para que permaneciera callado.

Según O Tierra con colchoneta en esa impresión, Temer dijo: “Tiene que mantener eso, ¿viste?”.

El diario informa que Joesley Batista y su hermano Wesley, dueños de JBS, una de las mayores exportadores de carne a nivel mundial, intentan cerrar un acuerdo de colaboración con la Honestidad como ya hicieron 77 exdirectivos del rama Odebrecht, implicado en el caso Petrobras.

El mandatario brasileño reconoció que mantuvo una reunión en marzo pasado con Joesley Batista, pero negó que ese encontronazo sirviera para comprar el silencio de Cunha.

“El presidente Michel Temer jamás solicitó pagos para obtener el silencio del exdiputado Eduardo Cunha. No participó y no autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar una delación o colaboración con la Justicia por parte del exdiputado”, afirmó la Presidencia de Brasil en un comunicado.

Temer asimismo fue citado en varios de los testimonios que dieron a la Razón los exejecutivos de Odebrecht, pero la ley impide investigar al presidente de Estado por hechos ocurridos antaño de su mandato.

En otra de las grabaciones que realizaron los hermanos Batista, el ex candidato presidencial y senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), fue registrado pidiendo 2 millones de reales (unos 645.000 dólares), según O Universo.

El revista señaló que el pasta fue entregado al primo de Neves en una cena que fue filmada por la Policía Federal, que rastreó luego el moneda y descubrió que fue a detener a una empresa del senador Zeze Perrella, de su mismo partido.

Joesley Batista relató, según O Espacio que el exministro de Hacienda brasileño Guido Mantega, incluso implicado en el caso Petrobras, era su contacto en el Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen los expresidentes Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva, los dos salpicados por el escándalo.

Según Joesley, citado por O Esfera, con Mantega se negociaban los sobornos distribuidos a los petistas y a los aliados de sus Gobiernos.

Asimismo, reveló que asimismo pagó 5 millones de reales (unos 1,6 millones de dólares) a Eduardo Cunha posteriormente de ingresar en prisión en concepto de coimas y añadió que todavía le debía 20 millones de reales más (unos 6,5 millones de dólares) por la tramitación de una ley de incentivos fiscales para el sector del pollo.