Dejó la escuela para vender burritos con una app; sus amigos son sus empleados y es un éxito

0
60

Hemos culto sobre famosos y millonarios empresarios que cuentan el secreto de su éxito, siendo este la perseverancia, el hacer las cosas con pasión, pero no debemos olvidar dos cosas importantes: el ingenio, tener un gran esquema al cual apostarle.

Tal vez pienses que conseguir esa meta es poco sumamente complicado, pero Gerardo Murillo y sus 9 hermanos nos vienen a demostrar que no es así, en verdad, es más sencillo de lo que imaginas.

Gerardo, de 20 abriles, estudiaba en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, en México, y relata que su hermano tenía un negocio de traspaso de burritos en el campus, poco sencillo, pero muy exitoso pues ‘no enchilaban, no eran picosos y eso prefieren cuando tienes que estar en clase’.

Y como el campus es amplio y no todos los alumnos pueden reunirse en un punto en popular, decidió frisar en bici por toda la universidad repartiendo los deliciosos burritos.

La parentela comenzó a ubicarlo, y pronto recibió el apodo de ‘El Inmaduro de los Burritos’ lo cual es garboso y pegajoso.

Gerardo, al ver el éxito del negocio normal, optó por poner en actos sus conocimientos en ingeniería industrial y telecomunicación para expandirse y dar un mejor servicio.

Así nación la app ‘El Pibe del Burrito’, que se hizo afamado gracias a la publicidad que le hacían sus mismos compañeros.

Gerardo relata que su idea caldo a posteriori de aceptar que no le gustaba aturdir a la muchedumbre ofreciendo su producto, por lo que una aplicación era perfecta:

“Había poco que me incomodaba: no me gustaba ofrecer a la muchedumbre que no quería burritos y siquiera perder a los clientes que sí querían pero a los que no podía impresionar. La aplicación solucionó esto y era viable, rentable y utilitario. Y gustó a la multitud”.

Al día de hoy, 5 mil usuarios utilizan esta aplicación, por lo que nuestro patrón, yuxtapuesto a sus 9 hermanos, reparten en bicileta al derredor de 600 burritos, que siempre se agotan.

Aunque tuvo la idea y el ingenio que hablamos al principio, tuvo que ser combinado con la resposnabilidad que conlleva un negocio de comida, y es que ‘El Crío de los Burritos’ se levanta muy de amanecida, divide el reparto con sus hermanos y amigos que trabajan para él, y salen a repartir esos manjares. Al equipo se suma su hermana, que es cocinera, y quien se cerciora de que no sean picosos, pero sí muy sabrosos.

Su gran ingenio e iniciativa lo llevó a aparecer en distintos medios sociales que se interesaron en su historia, mucha familia, incluso, bajó la app por pura curiosidad.

Frente a ello, Gera dice que no tiene miedo de que le roben la idea, pues no hizo esto para patentarla, sino para solucionar un problema. Hasta el momento, la plicación sólo existe para la plataforma Android, pero pronto estará habitable para iOS.

“El crecimiento ha sido muy fluído. Pero ahora, con tantos clientes, tenemos que ser muy cuidadosos con todo: la comida, el reparto, el trato que dan los vendedores, la aplicación. Ya se está sintiendo que somos una empresa y no solamente un chico que vende burritos”.

“Estamos trabajando lo más rápido posible para que seamos nosotros los que ofrezcamos este servicio en otras universidades. Y ya nos lo han ofrecido. El próximo año ya se tendría ese sistema para expandernos a otras universidades.

No tenemos ofertas de negocio, pero sí de apoyo. En ese proceso estamos, de pactar colaboraciones. No tenemos intención de traicionar, sino de crecer juntos en esto”.

Con todo este trabajo y nuevos proyectos en puerta, Gera dice que tuvo que dejar los estudios por un rato, pues le interesa que su empresa siga creciedo, por lo que optó a ser autodidacta y educarse sobre papeleo empresarial. Pero, como todo pequeño de 20 abriles, le gusta divertirse, incluso tiene una facción de rock, Murilloz.

Esperamos que el negocio siga creciendo, y quién sabe, tal vez pronto ‘El Párvulo de los Burritos’ llegue a nuestra ciudad… ¡O país!