Dura respuesta del gobierno español al desafío constitucional de independistas catalanes

0
43

Al menos 337 personas resultaron hoy “heridas o contusionadas” en altercados entre ciudadanos y fuerzas del orden frente a centros de votación del referéndum ilegal sobre la independencia de la región española de Cataluña, según las autoridades catalanas.

Por su parte, el Servicio castellano del Interior indicó que nueve policías y dos guardias civiles igualmente resultaron heridos de carácter leve al intervenir para retirar urnas e impedir la celebración del referéndum como ha organizado la Honradez, lo que ha generado momentos de tensión.

Las cargas policiales y otros incidentes provocaron hoy heridos y contusionados de diversa consideración (alguno serio), uno de ellos por un pelotazo de liga en un ojo.

El Servicio castellano del Interior apeló a la tranquilidad en las calles y pidió colaboración y respeto en los colegios electorales para que las fuerzas de seguridad puedan cumplir con la orden jurídico de impedir de forma pacífica la celebración de la consulta, suspendida por Tribunal Constitucional.

El portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, atribuyó los heridos y contusionados a la “violencia policial del Estado” y les aconsejó que acudan a centros de vigor para obtener un certificado médico y presenten una denuncia delante la policía autonómica (Mossos d’Esquadra).

Turull responsabilizó al presidente del Gobierno castellano, Mariano Rajoy, de los “gravísimos hechos”, entre los que todavía señaló la “agresión” a la responsable regional de Enseñanza, Clara Pontsatí.

Por su parte, el ministro castellano de Interior, Juan Ignacio Zoido, explicó que los agentes se han enfrentado situaciones “complicadas”.

Pero tan solo en uno de ellos, en el centro de votación Ramón Llul de Barcelona, tuvo que utilizarse métodos de defensa al encontrarse en una situación de “acorralamiento”, aseguró.