El bar más pequeño del mundo; está dentro de una cabina telefónica y las bebidas son gratis

0
118

The Wee Bar está adentro de una caseta telefónica y sirve bebidas injustificado. Sí, escucharon aceptablemente, bebidas completamente gratuitamente.

David Wilson es el propietario del hotel Kilberry Inn y creyó que sería buena idea que su hotel tuviera un pequeño bar. Pero David tomó muy en serio lo de pequeño y abrió el establecimiento más pequeño del mundo: The Wee Bar.

En Inglaterra son muy comunes las cabinas telefónicas rojas y David tenía una en el interior de su hotel. Al hacer cuentas, se dio cuenta de que mantenerla en funcionamiento le costaría hasta 590 dólares al año, así que mejor puso un bar en la caseta.

Al principio, estaba planeado para servir whisky, pero posteriormente de un tiempo cambiaron las bebidas y comenzaron a servir ginebra. Lo mejor de todo es que es un bar extenso las 24 horas y es completamente graciosamente.

The Wee Bar sirve ginebra de las islas de Harris, Kintyre y Juramento. Tiene capacidad para tres personas y hay poco que no le quita el sueño a David:

Estamos en un ámbito rural de tal forma que no tenemos que preocuparnos por el robo o el vandalismo. Las ginebras son improcedente porque las únicas personas que entran ya son clientes del Kilberry Inn. Es un placer para nuestros clientes.

Dice que está en contacto con el personal del obra de Records Guinness para que se incluya su diminuta caseta como el bar más pequeño del mundo.

Encima de tener bebidas graciosamente, The Wee Bar asimismo ha servido para otros eventos: en una ocasión tres músicos de la cuadrilla Jimmy’s Ballon tocaron interiormente del bar, haciendo el concierto más pequeño del mundo.

Si todo lo que leyeron fue bebidas gratuitamente… Ojalá el pequeño bar refugio nuevas sucursales en todo el mundo.