El científico más viejo de Australia está cansado de vivir; le concedieron permiso para un suicidio asistido

0
107

El investigador más envejecido de Australia viajó a Suiza, donde dará fin a su larga vida, pues cree firmemente que, a sus 104 abriles, está vivo para sucumbir.

Creo que la mayoría de nosotros aplazamiento tener una vida larga y una vejez digna, y el profesor y ecologista David Goodall ya logró ese objetivo, ahora cree que, a su siglo de existencia, la calidad de vida se ha deteriorado; no audición perfectamente, su panorama está fallando, su instinto igual, él asegura deber vivido de más.

“Me arrepiento de gran manera por haber alcanzado esta edad”, dijo el comprobado en una entrevista con la ABC. “No estoy feliz. Quiero morir. No es algo particularmente triste. Lo triste es que me lo prohíban”.

david goodall

David pidió, entonces, un “suicidio asistido”, que no es más que una eutanasia, pero su solicitud fue revocada ya que esta destreza está prohibida en muchos países, y en el caso particular de Australia, el suicidio asistido es legítimo desde hace un año, pero la reglamento fue muy clara al determinar que solo aplicaría para pacientes con enfermedades terminales cuya esperanza de vida fuera beocio a seis meses.

“Pienso que una persona mayor como yo debe tener todos los derechos legales, incluido el derecho a un suicidio asistido”.

david goodall

El profesor Goodall ya había hecho nueva en el 2016 cuando la universidad donde impartía clases lo forzó a darse su puesto pues decían que, a la perduración de 102 abriles, no era apto para seguir laborando en el campus.

Sus familiares más cercanos afirmaron que este fue un contrariedad duro para David, ya que el trabajo lo motivaba a seguir delante, pero ahora reconocen que no es oportuno y aceptan su audacia.

david goodall

El conjunto Exit International está ayudando al abuelito a cumplir su cometido, y se han declarando en contra del país diciendo que “uno de los hombres más prominentes no debería ser forzado a viajar a otro país, al otro lado del mundo, para morir con dignidad”.

“Una muerte pacífica y con dignidad es un derecho para quien así lo deseé. Las personas no deberían ser forzadas a dejar su hogar para lograrlo”, declararon en su página de internet.

david goodall

El clase lanzó una capaña para cobrar fondos y comprar los boletos de revoloteo para David y su ayudante, logrando aventajar el monto para poder acomodarlo en primera clase y fuera más cómodo para él.

El profesor Goodall es un investigador honorario, asociado con la universidad de Perth y ha producido docenas de investigaciones hasta estos días, donde seguía editando para algunos diarios de ecología de su región.

young_david

Esperemos que este gran hombre encuentre paz en su búsqueda por una homicidio digna y pacífica, que queja que tenga que acontecer por todo esto.