El coloso huracán Harvey es degradado a categoría 1 tras tocar tierra en Texas pero sigue amenazante

0
89

Harvey arremetió contra Texas como huracán de categoría 4, con vientos de 215 km/hora, azotando las zonas costeras.

La decano tormenta en atizar Estados Unidos en los últimos 13 abriles ha sido degradada a categoría 1 y se desplaza lentamente dejando precipitación de hasta 42 centímetros en una zona.

Se esperan inundaciones catastróficas que continúan siendo una amenaza para la vida.

Se teme que algunos residentes se encuentran atrapados en los edificios destruidos por el huracán y decenas de miles de hogares están sin energía.

El presidente Donald Trump firmó una declaratoria de desastre para el estado de Texas, lo que libera fondos de socorro federal para las áreas afectadas. Luego elogió a los servicios de emergencia por Twitter diciendo: “Están haciendo un gran trabajo -el mundo los está observando! Cuídense”.

El ojo de la tormenta tocó tierra dos veces, primero a unos 50 kilómetros al este de Corpus Christie ym luego, cerca de Rockport, entre Port Arkansas y Port O’Connor, una zona que había sido mayoritariamente evacuada.

Pero los servicios de emergencia dicen que una escuela, un hotel, un difícil residencial para ancianos y otras estructuras sufrieron daños.

Horas antiguamente, Harvey ya había dejado fuertes lluvias y sus vientos habían tumbado árboles en el ámbito.

El Centro Doméstico de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió que la poderosa tormenta se cernirá sobre la región durante varios días y provocará inundaciones que pueden poner en peligro la vida de pobladores de Houston y sus alrededores.

Encima de arrear con vientos de más de 210 kilómetros por hora de velocidad, se registró una elevación del nivel del agua en 3,5 metros, señalan los meteorólogos.

Delante tal panorama, Abbott envió una carta a Donald Trump este viernes solicitándole la declaratoria de desastre y así proporcionar el uso de posibles federales delante el inminente arribo del huracán.

“La concesión de esta solicitud proporcionará a los texanos los recursos adicionales necesarios para protegerse a sí mismos, sus bienes y reconstruir sus vidas si es necesario después del paso del huracán”, afirmó el director.

Abbott añadió con resignación que “las olas, próximo con el diluvio, podrían conducir fácilmente a miles de millones de dólares en daños a la propiedad y casi con seguridad la pérdida de vidas“.

La Casa Blanca anunció poco más tarde que Trump había firmado la declaratoria, con lo que “desplegaba toda la fuerza de la ayuda del gobierno”.

Antiguamente había publicado en Twitter que vigila “muy de cerca” lo que sucede con Harvey e instó a los pobladores de Texas a seguir las instrucciones de las autoridades locales.

Un huracán no llegaba a suelo estadounidense con tanta fuerza desde Wilma y Katrina, que azotaron Florida y Nueva Orleans en 2005.

Las autoridades pidieron a los pobladores de la ciudad costera de Corpus Christi desasistir el división.

Wilma dejó 87 muertos y fue parte de una temporada de huracanes récord que incluyó Katrina, que devastó Nueva Orleans y mató a casi 2.000 personas en agosto de ese año.
¿Qué tan malo es Harvey?

El primer impacto de Harvey se produjo cerca de la asiento de Corpus Christi, una ciudad portuaria de 320.000 habitantes.

En las últimas horas, las autoridades habían instado repetidamente a los pobladores de esa ciudad a descuidar el empleo.

Sin bloqueo, el director Abbott reconoció al final de la tarde del viernes que queda mucha clan en Corpus Christi.

El gobernante Abbott expresó su temor delante la aparición de Harvey a Texas como huracán categoría 4, poco que no sucedía desde Charley, en agosto de 2004.

Según el NHC, Harvey llegó a la costa con rachas de vientos máximos sostenidos de 205 km/h.
¿Por qué es tan peligroso?

Pero los fuertes vientos del huracán no son el único peligro que acecha Texas.

Las oleadas en las costas y las intensas precipitaciones vuelven aún más arduo y peligroso el aberración climático que se aproxima.

Las olas en las costas podrán alcanzar hasta cuatro metros de importancia. Y eso es una de las cosas que más preocupan a las autoridades.

Gran parte del estado de Texas sufría intensas lluvias desde horas antes de la llegada.

Pero encima, los meteorólogos advirtieron que volúmenes “extremadamente altos de lluvia” causarán “inundaciones históricas” en diferentes áreas en Texas.

Encima, el ojo de Harvey se traslada particularmente despacio, a 15 km/h, lo que multiplica el sensación devastador ya que el azote de las ráfagas de singladura permanece más tiempo.

De acuerdo al represión previsto, tras ingresar a Texas, Harvey posteriormente volverá sobre su camino de reverso al mar para rotar en dirección a el este y seguir castigando la costa.

El vuelta lo pondrá rumbo a la ciudad de Houston, la cuarta ciudad más egregio de Estados Unidos, que podría enemistar durante varios días hasta 500 milímetros de calabobos.

Pero es más, se estima que Harvey podría detenerse en la zona, precipitando más agua incluso hasta mediados de la próxima semana.

Y eso es lo que lo hace especialmente peligroso.