El drama de una mujer que buscó a su hija por 15 años y apareció enterrada cerca de su casa

0
43

Un horreno drama vivió una mujer citación Mariela Tasat Olivera en Argentina, quien desde el año 2002 sufrió la desaparición de su pequeña hija en Lanús, la cual fue encontrada 14 años después enterrada a sólo 16 cuadras de su hogar.

Fue un dispendioso tiempo de una angustia tremenda, donde sus padres iniciaron una búsqueda incansable, aunque sin admitir la respuesta adecuada de las autoridades de aquél país, consigna diario Clarín.

Su grupo puso una denuncia, pero la investigación sólo duró dos semanas y luego fue archivada. Pese a esta situación, la madre de Mariela continuó con su búsqueda, visitando prostíbulos, hospitales y sectores muy populares de Buenos Aires, donde varias veces se encontró con amenazas en su contra.

Asimismo, dos años después tuvo que soportar la asesinato de su marido, quien partió sin aprender qué pasó con su pequeña. Él perecería de un cáncer fulminante.

Recién a principios de este año, la fiscal Viviana Giorgi abrió nuevamente la causa en torno a la desaparición de Mariela, ordenando realizar informes sobre los cuerpos que ingresaron a las morgues de la zona, los días posteriores al extravío de la adolescente.

Gracias al análisis digital se comprobó que la huella del pulgar derecho del cuerpo correspondía de guisa "indiscutible, categórica e indubitable" a la contenida en la cédula de identidad de la niña que había fallecido tras ser atropellada por un tren.

Al no memorizar en aquél momento de quien se trataba, algunos lugareños la enterraron el 9 de septiembre de 2002 como NN en un cementerio situado a pocos minutos de su casa, mientras su comunidad la buscaba frenéticamente.

Familiares de Luisa Olivera explicaron que la madre quedó deshecha tras conocer la notificación, mientras se prepara para despedir a su luchaña 15 años después de lo acontecido.