El gobierno de Honduras decreta el toque de queda para frenar la violencia desatada por un supuesto fraude electoral

0
51

La violencia escaló rápido en Honduras y el gobierno decidió este viernes decretar un toque de queda para intentar frenarla.

La nación centroamericana celebró elecciones presidenciales el pasado domingo, pero el empresa que se encarga de contabilizar los votos, el Tribunal Supremo Electoral (TSE), sigue retrasando el anuncio del vencedor.

La tardanza y los fallos en el sistema a los que el TSE aludió esta semana provocaron protestas en diferentes puntos del país que se tornaron violentas, y el gobierno decretó este viernes el toque de queda para detener la ascensión de tensión en las calles.

  • 4 claves para entender qué hace especiales a las elecciones en Honduras

Los opositores acusan al TSE de querer manipular los resultados para dar la trofeo al presente presidente, Juan Orlando Hernández, que se presenta a una polémica reelección.

En los últimos días, la crisis escaló y se registraron enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad. Incluso se produjeron actos vandálicos. Decenas de comercios fueron saqueados por personas con el rostro tapado, publicó la prensa almacén.

Al menos cinco personas fallecieron, unas vigésimo resultaron heridas y más de cien fueron detenidas, según la misma fuente.

El TSE tenía previsto anunciar el triunfador de los comicios este viernes tras realizar un “escrutinio especial” de 1.031 actas inconsistentes, frente a representantes de partidos políticos.

  • Las 1.031 actas que decidirán al próximo presidente de Honduras en medio de protestas, violencia y denuncias de fraude

Las actas en cuestión representan el 5,69% del total, lo que significa que la delantera de 46.586 votos (1,5%) que el presidente Juan Orlando Hernández tiene sobre su principal rival, el candidato de la Alianza de Concurso de la Dictadura, Salvador Nasralla, todavía podría revertirse.

No obstante, la formación de Nasralla, coordinada por el expresidente Manuel Zelaya, no lo consideró suficiente y exigió el recuento de 5.174 actas para respetar los resultados.

Nasralla.

“Hay diferencias notables entre lo que el Tribunal Electoral está computando y lo que nosotros tenemos en las actas físicas de nuestros representantes en las mesas, no podemos llevar en este momento a la gente”, explicó el candidato enemigo en narración a los representantes de su partido que fueron convocados para asistir al indagación peculiar.

Toque de queda

Delante la ascenso de tensión, el gobierno decidió restringir la expedito circulación de personas desde las 6 de la tarde a las 6 de la mañana por un periodo de 10 días, según anunció el ministro Ebal Díaz en un canal de televisión doméstico.

Las medidas fueron aprobadas para que “las Fuerzas Armadas y la policía nacional puedan contener esta ola de violencia que se ha desatado en el país”, precisó el suspensión funcionario.

Las fuerzas del orden podrán detener a cualquier persona que encuentren fuera del horario de circulación establecido o si son sospechosos de causar daño a otras personas o fortuna.

Un hombre transporta una televisión.

Un conteo irregular y muy justo

Las elecciones terminaron el domingo con dos ganadores, pues tanto el presidente del país, Juan Orlando Hernández, como el candidato rival Salvador Nasralla, se declararon vencedores, antiguamente incluso de que se hiciera sabido el primer crónica oficial.

  • El presidente Juan Orlando Hernández se autoproclama campeón de las elecciones en Honduras pero resultados parciales le dan la superioridad al contrario Salvador Nasralla

El lunes, los primeros datos publicados por el TSE dieron una superioridad de casi cinco puntos a Nasralla frente a Hernández.

El sistema que actualizaba los datos entonces se detuvo por casi 36 horas y, cuando volvió a funcionar, esa superioridad comenzó a desaparecer hasta dar la delantera al flagrante presidente.

En saco a la última modernización, con el investigación del 94,35 % de las actas, Juan Orlando Hernández lidera la contienda con el 42,92 % de los votos, mientras que Nasralla suma el 41,42 %.

Unas elecciones muy controvertidas

Estas han sido unas elecciones muy polémicas desde el principio, por diferentes motivos.

Primero, por el árbitro, pues los críticos acusan al TSE de reponer al gobierno, incluso antiguamente de los comicios.

Juan Orlando Hernández

En segundo división, por la búsqueda de la reelección por parte del flagrante presidente del país, pues la Constitución prohíbe un segundo mandato.

  • Por qué el presidente de Honduras no teme apañarse la reelección que desencadenó el desdicha de Estado contra Manuel Zelaya

Hernández pudo presentarse gracias a un desacierto del Tribunal Supremo de 2015 que inhabilitó los artículos de la Carta Magna que prohibían la reelección.

Observadores internacionales como la Estructura de Estados Americanos (OEA) pidieron al Tribunal Supremo Electoral que no declarase vencedor hasta procesar todas las actas.

La OEA, adicionalmente, incidió en la requisito de que, una vez finalizado el investigación, el TSE dé “a los partidos políticos la posibilidad de presentar impugnaciones“, las cuales deben ser atendidas de “forma imparcial en un plazo justo y siguiendo el adecuado proceso”.