El mapa de Mayol posprimarias y el difícil desarme del comando de Sánchez

0
148

A una semana de las intensas primarias presidenciales y parlamentarias, las aguas parecen estar en calma al interior del frenteamplismo. A pesar de que se realizaron las primeras reuniones entre la mesa política del sillar, el ex candidato a la presidencia, Alberto Mayol y la contemporáneo carta presidencial, Beatriz Sánchez, solo habría sido una instancia para balances post elecciones y enunciación de buenas intenciones, ya que sería la periodista la que definirá la posible reestructuración del comando presidencial a la reverso de unas breves reposo en Horcón.

Mientras la desafío de Sánchez, principalmente dirigida por Revolución Democrática y parte de Movimiento Autonomista, logró consolidarse como la desafío presidencial, con un 67,56% de los más de 320 mil votos que obtuvo el Frente Amplio (FA), el denominado “bloque de izquierda”, al interior del FA, logró capitalizar un tercio de los sufragios alcanzando un 32,44%.

Esta votación significó para muchos sacar cuentas alegres, aunque con la panorama puesta en el más de 1,8 millones de votos que sacó la primaria de Pimiento Vamos, que finalmente fue la sorpresa de la incertidumbre del 2 de julio. Desde el comando de Sánchez aseguran que quedaron satisfechos con “la capacidad que tuvimos de convocar en poco tiempo”, pero que la cantidad de votantes de la derecha es una preocupación, adicionalmente de que ésta “tiene una cultura electoral mucho más aceitada”, indica Carlos Durán (MA), coordinador de la campaña.

El representante de Movimiento Autonomista asegura que uno de los principales puntos que sacaron en honrado tras las primarias fue que, tanto la campaña de Sánchez como el Frente Amplio, debe acorazar el trabajo territorial, principalmente porque la votación se concentró en las comunas del distrito suspensión, como en Vitacura, en donde el 40% del padrón electoral fue a elegir, a diferencia de comunas más periféricas, como Cerro Navia, en donde sólo un 8% asistió a las urnas.

Pero no todo ha sido celebración, hay un sector del Frente Amplio que es mucho más crítico del proceso de primarias y de la votación que no alcanzó no siquiera a igualar a la que obtuvo Manuel José Ossandón. Aseguran que uno de los principales errores del proceso es que “se hizo una mezcla entre falta de claridad y falta de izquierdismo”, una exageración -principalmente desde la campaña de Sánchez- del tema de un “liderazgo horizontal dentro de un contexto de un país sumamente patriarcal”. Desde el FA agregan que si no fue capaz de exceder o igualar a la cantidad de personas que han surgido a protestar por “No+AFP”, o por la educación pública, gratuita y de calidad,  “estamos mal”, ya que entraron al tablero político tradicional para “darle una expresión a eso”.

Una de las críticas más duras caldo desde Izquierda Autónoma. Francisco Figueroa, candidato a diputado por el distrito 10, señaló que “el Frente Amplio irrumpe por primera vez en la arena electoral y queda mejor parado que ayer en miras de la batalla parlamentaria. El problema es que la grandilocuencia contribuyó a sembrar expectativas mucho más altas, expectativas que por supuesto no se cumplieron y que hoy nuestros adversarios usan contra nosotros”.

En un investigación post primarias agregó que la campaña fue acechada por “el problema de cifrar todos nuestros movimientos en función del corto plazo. Ya por la vía de sacrificar la identidad y programa propio para ampliar la base electoral, confundiendo amplitud con ambigüedad, problema que predominó en la candidatura de Beatriz Sánchez. Ya por la de adoptar una línea de “todo vale” para posicionarse en la disputa interna y un foco en una interpretación estática de la izquierda, problema que prevaleció en la precandidatura de Alberto Mayol”. De esta forma, “en la antesala de la primaria presidencial predominó lo electoral como fin en sí mismo y no como medio”, un problema que se ve condicionado por la equivocación de trabajo de almohadilla social del coalición.

Mayol el candidato

En paralelo a los disección del proceso de primarias y las caras sonrientes o afligidas por los resultados se abre la duda del rol que tendrá Alberto Mayol en el futuro del Frente Amplio, la campaña presidencial de Beatriz Sánchez y una posible candidatura parlamentaria, un panorama suficiente libre, adecuado a que hasta este fin de semana el sociólogo aún no tenía ninguna certeza respecto a los ofrecimientos que se le han realizado, ni siquiera, habría recibido una propuesta oficial desde el comando de Sánchez, en una semana marcada por su cumpleaños.

Entre las principales apuestas parlamentarias que han resonado como una posibilidad para el sociólogo destacan la candidatura a senador por la Finca Región, en donde competiría con Octavio González, presidente del Partido Humanista. La propuesta habría sido formalizada por un sector de Revolución Democrática, lo que fogata proporcionado la atención al interior del Frente Amplio, ya que RD tiene una carta para dicha senaduría. “Si Alberto se  definiera a ir por dicha circunscripcion podría afectar la actual conformación de las listas parlamentarias, principalmente la de candidatos a diputados por el Frente Amplio, pero por otra parte, podría beneficiar a la acumulación de votos en el pacto”, aseguran desde el frenteamplismo de la Villa Región.

Un distrito que ha aparecido al deporte es el N°10, que comprende las comunas de Santiago, Ñuñoa, Providencia, Macul, San Joaquín y La Cortijo. Por este distrito compiten distintos pesos pesados de las principales fuerzas del Frente Amplio, según el equipo electoral del sillar, la votación que obtenga el contemporáneo diputado Giorgio Jackson podría alcanzar para doblar y deslizar un cupo más, que según las prioridades establecidas en el subpacto de RD, sería la ex candidata a corregidor por La Rancho,  Natalia Castillo (RD).

En la relación del FA todavía compiten el ex dirigente estudiantil, Francisco Figueroa, militante de Izquierda Autónoma, el ex asesor de Gabriel Boric, Gonzalo Winter, una de las prioridades para Movimiento Autonomista a nivel parlamentario; adicionalmente del cantante, Florcita Motuda, que va por el subpacto del Partido Humanista. “Claramente una candidatura por este distrito complicaría aún más la negociación parlamentaria por el distrito 10, porque está bastante peleado el cupo de arrastre y todos quieren poder pasar con Giorgio a la Cámara”, aseguran desde la Mesa Política del FA.

Desde el círculo cercano al sociólogo corroboran la información de que la centralidad estaría a nivel programático, y ya se habrían establecido algunas prioridades. La primera de Alberto Mayol es “un conjunto de acuerdos respecto a la Asamblea Constituyente y la nueva Constitución, junto con el término del Estado subsidiario”, explica el ex vocero de la candidatura de Mayol, Esteban Silva (Socialistas Allendistas).

A pesar de que aún no existe una definición clara respecto a si Alberto Mayol apostará o no por un cupo parlamentario, si está más despejado el panorama respecto al rol que cumplirá como un articulador y miembro de un piedra interno en el Frente Amplio. Entre las reuniones que mantuvo en la primera semana post primarias habría definido tener un apoyo expreso y activo a las campañas a diputados del dirigente de Nueva Democracia, Cristián Cuevas, quien va por Concepción y la candidatura de Doris González, vocera doméstico de Ukamau, ambas fuerzas del FA que apoyaron a Mayol en su candidatura a las primarias.

Cristián Cuevas explica que desde Nueva Democracia se ponen a disposición de respaldar una posible candidatura al Congreso y que le hicieron una invitación a que contribuya a robustecer orgánicamente al Frente Amplio, particularmente “a las fuerzas que lo hemos acompañado”, esto oportuno a que hay espacio como Nueva Democracia, que iniciarán su proceso de conformación de partido político.

El comando de Sánchez

Uno de los principales focos abiertos que han quedado tras las primarias es la reestructuración que tendría el comando de Beatriz Sánchez, pensando en la campaña presidencial. Los luceros de todas las fuerzas que la respaldaron, están atentos a la revés de holganza de la candidata presidencial, ya que se aplazamiento que haya “una mayor distribución de la fuerza y roles”, aseguran desde el comando, esto principalmente por las críticas al protagonismo que había tenía RD en las decisiones políticas y estratégicas, mientras que desde Movimiento Autonomista, el único que habría tenido alguna injerencia es el diputado, Gabriel Boric.

El miércoles pasado, en un cruce que duró no más de 45 minutos con la Mesa Política del FA, Beatriz Sánchez realizó su vaivén post primarias y habría experto que es ella, quien “va a decir cómo y cuándo se va a rearmar el equipo presidencial”. En dicha reunión estableció las principales líneas para su campaña, agradeció su consolidación como candidata a la presidencia y líder del sillar completo, encima de manifestar que se “necesitaba que estuvieran todas las fuerzas con más trabajo de calle, y menos trabajo intramuros”, explica Andrés Hidalgo, de Partido Poder. Hidalgo asegura que en algunas fuerzas esto causó molestia, “a algunos le cae mejor que a otros que llegue alguien a tirar la línea a una mesa política en donde hay dirigentes de todo Chile, esta cosa le cayó mal a alguna gente, pero no a nosotros”.

Mientras las fuerzas que respaldaron a la periodista están a la dilación de sus resoluciones, desde el sector de Mayol todavía esperan a que se den ofrecimientos, “más que exigencias desde nosotros”.

Desde el círculo cercano al sociólogo corroboran la información de que la centralidad estaría a nivel programático, y ya se habrían establecido algunas prioridades. La primera de Alberto Mayol es “un conjunto de acuerdos respecto a la Asamblea Constituyente y la nueva Constitución, junto con el término del Estado subsidiario”, explica el ex vocero de la candidatura de Mayol, Esteban Silva (Socialistas Allendistas).

Según Silva, los intransables para su sector son: la naturalización del 20% de las empresas estratégicas para el Estado, “hacer nuestra la propuesta de No+AFP, con las reservas técnicas, un sistema tripartito de reparto y al mismo tiempo de la propiedad social como un nuevo modelo de desarrollo”, adicionalmente de la naturalización de Soquimich, la derogación de la Ley de Pesca y el retorno del mar para Pimiento. Adicionalmente, la moratoria de los Tratados de Redimido Comercio y claramente la inclusión del Tren Bala. “Alberto planteó un programa que establece una línea divisoria entre aquellos que han estado por la eliminación del modelo y aquellos que sólo se han dedicado a administrarlo”, agrega Silva.

Pero a pesar de las claridades aseguran que “todavía no tenemos ninguna información concreta y específica respecto a las fuerzas políticas y como ven la integración. Aún hay una conversación pendiente y la pelota está en cancha de ellos, nosotros ya lo dijimos”, indica Silva. El dirigente agrega que “si ellos -comando Sánchez- no se ordenan luego, va a ser malo para ellos. No te puedes dar el lujo de no integrar a los otros, salvo que solo te interese tu lógica parlamentaria”.

Desde el sector de Beatriz Sánchez han sido enfáticos en que las puertas para Mayol están abiertas, aunque voces desde el frenteamplismo aseguran que preocupa el protagonismo que pueda tener Mayol, principalmente por “su comportamiento inorgánico” y su alejamiento de la militancia dura, lo que “podría abrir un espacio de críticas internas muy fuerte”. Una dialecto afilada que a algunos sectores de MA y RD, que se han manido molestos y tensionados con la dirección “cupular” de la campaña de la periodista, ven con buenos luceros.

Encima, hay otros sectores, como Izquierda Autónoma que fueron congruo críticos de la direccionalidad que le dio Mayol a su campaña, y hasta señalaron que para el sociólogo “el Frente Amplio es secundario, los procesos sociales son paisaje, en el centro, el comienzo y el final, siempre está él. Esto ya lo hemos visto antes (siendo Marcel Claude la versión más triste) y nunca sale bien. Es más un subproducto del desarme de la izquierda que una respuesta”, indicó Francisco Figueroa.

Para Andrés Hidalgo, de Partido Poder, más allá de que exista una resistor al rol que puede tener Mayol en la campaña de Sánchez, lo que existe es una depreciación en la adhesión en dirección a la campaña de Sánchez, desde una parte de RD, de MA, los militantes de izquierda Autónoma, y hasta parte del PH. Son especialmente sectores que han sido críticos del proceso de primarias y de la construcción “alejada de las bases”, aseguran desde el FA. Un lado interno que preponderó entre las lecturas que se alejaron de las cuentas alegres post primarias.

Para Carlos Durán (MA) es claro que “Alberto debe jugar un rol importante en el proceso que viene ahora, en el lugar que a él le parezca”, el coordinador de la campaña explica que “eso depende absolutamente de sus propias evaluaciones y de qué manera Beatriz lo ve como parte del esfuerzo presidencial”. Durán agrega que, hay muchas concordancias programáticas, las que se verán plasmadas en el “proceso programático que debiera estar siendo terminado las primeras semanas de agosto”. Añade que “hay una dimensión del debate que ahora se va a tener que ir zanjando ahora respecto a las limitaciones técnicas de las propuestas de Alberto y de nosotros (…) para que sean posibles de realizar en el último tiempo, no lo veo como condiciones sino parte de un debate que tenemos que dar aceleradamente”.

Un Polo de Izquierda

Un rol que está mucho más claro para Alberto Mayol es el que tendrá el monolito que lo respaldó, todas las fuerzas coinciden en que es necesario articular un nuevo “Polo de Izquierda”, desdibujando la deducción del “Polo Emergente” con el que inició el Frente Amplio, para lo cual se deberían cumplir una serie de condiciones, como hacer subir a la mesa política y a los pactos parlamentarios del FA a los Socialistas Allendistas, Izquierda Cristiana y a Ukamau, fuerzas que están fuera de los espacios por “no contar con representatividad nacional”. “Postergaron nuestro ingreso a la mesa porque estaban negociando la plantilla parlamentaria”, asegura Esteban Silva.

Solicitud que habría sido explicitada por fuerzas como Igualdad y Nueva Democracia, aunque según miembros de la Mesa Política “con muy poca fuerzas, más bien por cumplir”. Silva explica que “evaluamos junto con otras fuerzas sociales y políticas, ir avanzando en la inscripción de un instrumento, un partido de los trabajadores”, encima de que impulsarán “un programa que coloca en el centro el tema de la propiedad y la economía chilena (…) no son solo temas sociales y culturales, sino los temas que adversan el modelo económico de Chile”, propuesta que “hace la diferencia al interior del Frente Amplio”.

Por su parte, Cristián Cuevas (ND), reconoce que hay “una distancia del frente amplio con el mundo popular”, agrega que este proceso de basificar la campaña presidencial, “tiene que ir de la mano con la basificación del Frente Amplio”, adicionalmente de suscitar un “encuentro de alternativas de izquierda desde el FA, eso requiere abrir sus puertas”.

Desde Poder aseguran que Mayol “fue candidato solvente”, pero agregan que “en general creemos que sería contraproducente armar dos polos” al interior del Frente Amplio, ya que “los debates son más estratégicos que ideológicos, no nos vamos a subir al carro en la disputa en estos términos”, indica Hidalgo.