El multimillonario “rey” ruso con el que hizo negocios el yerno de Trump

0
89

El “rey de los diamantes” ruso, el multimillonario Lev Leviev, acaba de engrosar la registro de nacionales rusos con los que contactó el círculo íntimo del presidente estadounidense, Donald Trump, proporcionadamente sea para obtener beneficios políticos o económicos.

Según revelaba ayer el diario britano The Guardian, el asesor y yerno del inquilino de la Casa Blanca, Jared Kushner, pudo agenciarse parte de un edificio en Nueva York gracias a un acuerdo con el oligarca ruso-israelí Leviev, cuyas empresas están siendo investigadas por la Rectitud y por el Congreso de EEUU.

La polémica transacción revelada versa en torno a la compraventa en 2015 de una parte del arcaico edificio del diario The New York Times en Manhattan, un negocio en el que participaron Leviev y Kushner.

De 60 abriles, Leviev es un continuo de la letanía de las personas más ricas del planeta que elabora anualmente la revista Forbes.

Según datos de 2015, la fortuna de este magnate de la industria de diamantes nacido en la URSS asciende a 1.160 millones de dólares.

Leviev fue asimismo socio de negocios de la compañía de inversión rusa Prevezon Holdings, con sede en Chipre, que trató de usar transacciones inmobiliarias efectuadas en Manhattan para enjuagar billete obtenido de guisa ilícita, según The Guardian.

Las actividades empresariales de Prevezon Holdings están siendo investigados con lupa no solo por las autoridades competentes de EEUU, sino incluso por un gran número de medios de información.

Y es que los intereses de esta empresa, propiedad del patrón ruso Denis Katsyv, fueron defendidos en EEUU por la abogada rusa Natalia Veselnítskaya, cuya reunión con Donald Trump jr., revelada recientemente, ha tumbado más soba al fuego de la trama sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones a la Casa Blanca que ganó el magnate Trump.

Leviev, oriundo de Taskent, Uzbekistán, tuvo una infancia difícil a causa del acoso antisemita -físico y verbal- constante que, según el mismo confesó en sus contadas entrevistas con la prensa, marcó su personalidad y su futuro.

A la permanencia de 15 abriles el futuro oligarca emigró con su comunidad a Israel, donde tras cumplir con el servicio marcial comenzó a trabajar en una taller de pulido de diamantes.

Al poco tiempo, el chavea tacaño se casó con la hija de un importante patrón israelí y abrió su propio negocio de pulido de diamantes que no tardó en echarse, poniendo los cimientos de su fortuna presente.

A principios de la término de 2000, el holding Lev Leviev Group integraba a decenas de compañías inmobiliarias, energéticas, turísticas y de fabricación de ropa, así como de extirpación y pulido de diamantes.

El exitoso patrón todavía se convirtió en el propietario de hoteles y medios de comunicación.

Según algunas informaciones, Leviev abrió el canal de televisión Israel Plus para la comunidad rusohablante de ese país en señal de agradecimiento al presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien supuestamente le dio luz verde para la expansión de sus negocios al mercado ruso.

Al principio del milenio, Leviev fue el encargado de organizar los contactos del entonces recién estrenado presidente ruso con poderosos políticos de Israel, sostiene el diario moscovita Moskóvskie Nóvosti.

“Leviev es una persona única. No es solamente un patrocinador para nosotros, sino un amigo y un compañero. Gasta su dinero en resucitar la cultura y las tradiciones hebreas. Es un hombre realmente religioso, inteligente, profundo y encantador”, describió al magnate el presidente de la Coalición de Comunidades judías de Rusia, Alexandr Boroda.

Otra de las posesiones suerte del patrón ruso-israelí es Africa Israel Investmets, un holding dedicado, entre otras cosas, a la importación de diamantes del continente africano que en la período de 1990 consolidó el liderazgo de Leviev en el sector.

Desde hace una plazo, África Israel Investmets se ha manido involucrado en escándalos relacionados con el contrabando de diamantes.

El millonario, padre de nueve hijos, algunos de los cuales le tomaron el dimisión, vive desde hace abriles en Londres, donde se trasladó a finales de la lapso pasada desde Tel Aviv.