El poderoso y polémico “consejero espiritual” de Vladimir Putin

0
51

Confirmación no ha habido, desmentidos siquiera, pero sí rumores, fotos y polémicas. La última de ellas esta semana.

La pregunta de si el padre Tikhon Shevkunov es el guía espiritual y confesor, dukhovnik en ruso, de una de las personas más poderosas del mundo lleva abriles sin poder responderse oficialmente.

Pero este hombre es a quien, se cree, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le presta atención en materia divina.

“No solo es su confesor religioso”, explica Famil Ismailov, editor del servicio ruso de la BBC, “es una suerte de confidente, le da consejos”.

La epígrafe cuenta que a fines de 1999, antaño de montar al Kremlin y probablemente mientras todavía dirigía el Servicio Federal de Seguridad, Putin llegó a las puertas del monasterio de Shevkunov en Moscú.

Desde entonces han aparecido en numerosas ocasiones juntos en notorio, incluso en viajes por el país y al extranjero.

En una entrevista con el diario inglés Financial Times en 2013, consultado sobre si era o no el maestro de Putin, respondió: “Puedes creer esos rumores si quieres, pero ciertamente no son difundidos por mí”.

Controversia

Dukhovnik o no, Shevkunov es conocido, tiene poder y está envuelto en una controversia.

El prelado, de 59 abriles, dirige una comisión de la Iglesia ortodoxa rusa que investiga la ejecución de la comunidad Romanov por un pelotón de fusilamiento en 1918 en Ekaterimburgo.

La comunidad vivo Romanov: (de izq. a der.) Olda, María, el zar Nicolás II, la zarina Alejandra, Anastasia, Alexéi y Tatiana.

En una conferencia el lunes dijo que muchos miembros del organismo creen que el del zar Nicolás II se trató de un “asesinato ritual”, un concepto que en el pasado se ha vinculado con la teoría de que el postrer zar ruso fue víctima de una conspiración fríjol, recuerda el diario inglés The Daily Telegraph.

“Ahora sabemos que el hombre al que se refieren como el sacerdote personal de nuestro presidente es un flagrante antisemita”, aseguró el semanario rumboso ruso Novaya Gazeta.

El punto de panorama de la comisión generó la condena de organizaciones judías. El rabino Boruch Gorin, portavoz de la tratado de comunidades judías rusas, le dijo a la agencia de informativo rusa Interfax que la investigación era un ejemplo “impactante” de “ignorancia medieval”.

La controversia se produjo antiguamente de que Putin participara por primera vez este miércoles en el consejo anual de obispos de la iglesia.

“Entiende su responsabilidad ante Dios”

El Kremlin no opinó sobre la polémica y en el pasado ha evitado aclarar el tipo de vínculo entre Putin y Shevkunov.

El ascético siberiano Rasputín, que se dijo tenía poderes curativos, era confidente de la emperatriz Alejandra.

“Es un asunto muy privado”, le dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, al Financial Timesen 2013, “simplemente no lo sé”. Aunque confirmó que Shevkunov es “muy popular” y que los dos se conocen aceptablemente.

Pero aclaró: “Nadie puede estar seguro de si es el dukhovnik o no. Si alguien sabe que eres el dukhovnik, entonces ya no eres el dukhovnik”.

El dukhovnik, por cierto, es una figura que los rusos ortodoxos suelen tener.

Abriles detrás, en 2001, Shevkunov aseguró en una entrevista con un diario helénico que Putin era “realmente un cristiano ortodoxo”.

“No solo nominalmente”, apuntó, “sino una persona que se confiesa, toma la comunión y entiende su responsabilidad ante Dios por el alto servicio que se le confió y por su alma inmortal”.

“Es parte de su imagen, de esa forma atrae hacia él a rusos religiosos”, opina Famil Ismailov.

“Putin creó a lo largo de los años su imagen política, no es un presidente tradicional, no es un autócrata tradicional”, agrega. “Todo zar tenía a su Rasputín”, dice en insinuación al ascético siberiano Rasputín, quien era confidente de la emperatriz Alejandra.

En la habilidad, el país ha vivido una transformación desde su arribada al poder en el 2000.

Shevkunov aseguró que Putin era “realmente un cristiano ortodoxo”.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) le dio la espalda a la religión. Pero bajo el mandato de Putin, la Rusia moderna ha hecho de la religión una de las piedras angulares del Estado y la Iglesia ortodoxa ha crecido en poder e influencia.

Esto se debe en parte a que la Iglesia ha ayudado a acorazar al Estado ruso y a quienes están en el poder. Asimismo a que el Kremlin sabe que la multitud necesita poco en qué creer.

Y Shevkunov quizá esté jugando un papel importante.

Fue aguado a los 24 abriles, en 1982, cuando ya se había diplomado en una escuela de cine. Y desde entonces no ha dejado de producir documentales religiosos, escribir libros y crecer en la clasificación eclesiástica.

Su vínculo con el presidente parece acontecer sido de ayuda.

Contenido relacionado

Los Romanov: el trágico destino de la poderosa dinastía que convirtió a Rusia en uno de los mayores imperios de la historia y cuyos grandes zares admira Vladimir Putin
Por qué en Rusia, donde antiguamente se perseguía a los religiosos, ahora se hacen colas para apreciar a San Nicolás
¿Cómo ocurrió en efectividad el homicidio del contemplativo ruso Grigori Rasputín?