En 1937, una familia encontró a una niña de 1 año en un cerro. Estaba atada y a punto de morir

0
364

Posteriormente de 80 abriles, por fin ha conseguido conocer su pasado.

Hace 80 abriles, Anthea Ring fue abandonada cuando solamente tenía un año de antigüedad en una colina en el sur de Inglaterra. Cuando la encontraron, la pequeña estaba atada de las manos. Por más que las autoridades trataron de investigar lo ocurrido y en dónde se encontraban sus padres, fue impracticable. Toda su vida ha tratado de entender por qué la abandonaron ahí con el afán de que esta muriera. Posteriormente de tantos abriles por fin ha conocido su historia.

Un día cualquiera en el año de 1937, cuando Margareth y su cónyuge Arthur caminaban unido a la colina con sus dos pequeñas hijas Elizabeth y Jane, observaron a una bebé entre los arbustos y cuando se acercaron, se encontraron con una pequeña pupila rubia que tenía un vestido rosa puesto, algunos rasguños y picaduras de los insectos, adicionalmente sus manitas estaban atadas. La clan rápidamente reportó a las autoridades.

BBC

Margareth y Arthur se sintieron tan conmovidos por la situación de la pequeña que hicieron lo posible por adoptarla. Como nunca lograron memorizar falta de su historia, prefirieron olvidarla y criarla igual que a sus otras dos hijas, quia hicieron distinción ni hubo preferencia por ninguna, Anthea tuvo una infancia muy oportuno y siempre pensó que Margareth y Arthur eran sus padres biológicos, en absoluto hubo sospecha alguna de lo contrario, no al menos por parte de su grupo hasta que a la tiempo de 9 abriles, un vecino le dijo en una discusión que ella era adoptada, ese día fue la primera vez que sus padres hablaron con ella sobre su pasado, pero oportuno a su permanencia, decidieron suavizar las cosas y decirle que la habían dejado en la entrada del Hospital Worthing cuando sólo tenía unos meses de vida.

Sin requisa, la confesión de sus padres adoptivos no dio pie a que la pequeña quisiera aprender sobre sus padres biológicos.

BBC

Cuando cumplió 15 abriles de perduración, Anthea se fue de su casa y comenzó a trabajar en Londres en unos almacenes, tiempo posteriormente, se recibió como enfermera y fue en ese entonces que conoció a su marido, Francis, con quien tuvo dos hijos Christine y Jonathan.

En una ocasión cuando fue a saludar a sus padres biológicos, todavía llevó a sus hijos, tenían tiempo sin verlos y se sorprendieron con el gran parecido que tenía Christine con Anthea cuando la encontraron en la colina, ellos decidieron que era momento de revelarle toda la verdad, ya era una adulta y debía tomar una valor sobre memorizar o no más de su pasado.

BBC

Margareth le mostró a Anthea un recortadura de boletín en donde aparecía la imagen de una bebé, así es como supo que sus padres adoptivos la habían contrario en una colina en 1937, no podía creer la crueldad con la que la habían dejado y en ese momento sintió más aprecio por la clan que le había regalado una comunidad y un hogar.

Decidió dejar acontecer los hechos hasta que al convertirse en abuela y observar que los abriles le pesaban, se preguntó quién era ella, entonces en 1994 se unió al corro Norcap, rama dedicado a ayudar a adultos adoptados a encontrar información sobre su pasado. 

BBC

Pero lo único que Anthea encontró fue información sobre los agentes que habían llevado su caso hace 57 abriles, mismos que pensaban que ella no era de la billete pues esta era muy pequeña y como dicen por ahí ¨pueblo pequeño, báratro espacioso¨, al final todo se sabe, sin requisa, de lo ocurrido con la pequeña nunca pudo descubrirse cero por lo que terminaron concluyendo que había sido llevada ahí en tren viajando desde Londres.

Posteriormente de ser encontrada por sus padres adoptivos, permaneció seis meses en el hospital mientras se reponía y la policía concluía con la investigación.

Pero la información no conducía a ningún costado a Anthea, así que decidió realizarse una prueba de ADN  con la que descubrió que tenía un 92% de origen irlandés, estaba emparejada con primos en EEUU e Irlanda, mismos que eran del flanco materno de su padre, al contactarlos estos se ofrecieron a ayudarla para descubrir la verdad.

BBC

En el 2016, la genetista Julia Bell se puso en contacto con Anthea, había trabajado con la genealogista Angie Bush, su estudio concluyó en que uno de los padres era de patronímico “Coyne”, del condado de Galway y el otro se llevaba por patronímico “O’Donnell”, perteneciente al condado Mayo.

BBC

Había gran probabilidad de que una de las 7 hijas de un hombre llamado John O’Donnell fuera la madre de Anthea. Se creyó que era Ellen, misma que había nacido en 1911, su nombre oficial era Helena. Finalmente Angie Bush descubrió el nombre actual, tenía en su poder los registros de nacimientos ilegítimos en Inglaterra e Irlanda en 1936 y había una madre soltera señal Lena O’ Donnell, Lena y Helena, podían ser la misma persona.

Por otra parte, Catherine Corless, una historiadora aficionada irlandesa, logró descubrir que Lena O’Donnell se había casado en Irlanda en 1945, siete abriles a posteriori de que Anthea fuera abandonada en la colina y había tenido cuatro hijos más. Uno de los hijos aceptó hacerse una prueba de ADN y en el 2017 los resultados arrojaron que era medio hermano de Anthea.

Descubrió que su momento de arranque era el 20 de noviembre de 1936, encima al manar fue convocatoria Mary Verónica.

Los registros revelaron que cuando la mujer dio a luz, pasó por diferentes organizaciones benéficas para madres solteras siempre con su pequeña en brazos, pero poco posteriormente de un mes esta desapareció y fue hasta 1939 que volvió aparecer en una talón electoral pero cero de supo de Mary Verónica.

Bell no cree que Lena haya negligente a su hija, más acertadamente hizo poco fuerte: quedarse con ella y apañarse apoyo para ambas, pero ¿entonces por qué la pupila fue abandonada en las colinas?

Basándose en la época, era popular que algunas mujeres cuidaran de los hijos de otras, sin secuestro, existían casos en donde estas vendían a los niños a otras familias, pensaron que quizás ese era el caso de Anthea; Lena pudo acaecer dejado a Mary Verónica al cuidado de otra mujer y quizás esta trató de venderla pero al salir poco mal, prefirió abandonarla en la colina.

Con el tiempo, igualmente pudo descubrir quién era su padre a través de unas pruebas de ADN, las cuales fueron muy difíciles de obtener pues los dos candidatos habían muerto hace abriles y fue a través de la saliva con el que se había pegado un sobre que Anthea pudo descubrir que su padre bilógico se llamaba Patrick Coney.

BBC

Tuvieron que suceder 80 abriles para que Anthea pudiera descubrir su efectivo origen, actualmente no mantiene contacto con la grupo de su madre pero si con la de su padre, ella piensa que quizás Patrick nunca supo que tenía una hija pues la grupo de este confiesa que a él siempre le gustó su independencia y el sentirse independiente, quizás ese fue motivo suficiente para que Lena nunca le dijera que esperaba un bebé de él.

Ellos son Lena y Patrick, los padres biológicos de Anthea:

BBC

Anthea ha confesado que el aprender sobre su pasado no cambia falta, agradece su genética pues es cachas como un quejigo a pesar de su existencia, sin bloqueo, su corazón pertenece totalmente a la comunidad que le abrió las puertas de su hogar, quienes la cuidaron y amaron desde el primer momento.

¿Qué opinas acerca de esta historia? Danos tu opinión al respecto y difunde con los demás.

Para más historias, no olvides regalarnos un like.

Fuente consultada: Dailymail/upsocl/

 

La entrada En 1937, una clan encontró a una pupila de 1 año en un cerro. Estaba atada y a punto de fallecer se publicó primero en Porque no se me ocurrió antiguamente.