Entregan a Museo de Derechos Humanos archivos del exilio chileno en México

0
95

En una ceremonia encabezada por la presidenta, Michelle Bachelet, fueron entregados hoy al Museo de la Memoria y los Derechos Humanos los archivos del desarraigo chileno en México, custodiados hasta ahora en la Universidad Autónoma de ese país.

La entrega fue la culminación de un proceso llevado a parte por iniciativa de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Ampliación (AMEXCID) y la Agencia de Cooperación Internacional para el Incremento de Pimiento (AGCID), adicionalmente del flagrante embajador de Pimiento en México, Ricardo Núñez.

Ambas instituciones financiaron el Bagaje Documental del Expulsión Chileno en México que permitió reunir y donar el material, que en anciano parte proviene de la Casa de Pimiento en México, que comenzó a funcionar en septiembre de 1974 y cerró sus puertas en 1993, precisó el Gobierno a través de un comunicado.

Encima, los residentes en México Fernando Shultz y Sonia Daza entregarán al museo, en concesión gratuita, material de audio, colecciones personales y documentos.

“Este Museo ha sido una institución clave, no sólo en la construcción de un relato compartido sobre los crímenes que se cometieron en nuestra patria, sino también en el rescate de la memoria del exilio”, destacó Bachelet en la ceremonia.

Señaló encima que la Casa de Pimiento en México reunió una biblioteca de más de tres mil volúmenes y un importante pertrechos documental.

Añadió que el embajador Núñez, que estuvo deportado en México durante la dictadura de Pinochet, rastreó los materiales reunidos en la Casa de Pimiento y puso en marcha el trabajo destinado a reunirlo y trasladarlo a Pimiento.

Entre los documentos destacan 52 entrevistas grabadas sobre la experiencia de los exilios latinoamericanos en México, “Refugio a la democracia”.

Incluso números de la Revista La Verdad Sin Compromiso desde 1977 hasta 1987; 1.153 documentos que contienen humanidades, conferencias e informes de la Casa de Pimiento en México; ejemplares de la revista Democracia Ahora, y listados de prisioneros políticos en Pimiento.

Bachelet definió a México como “el país que recibió a Hortensia Bussi (viuda de Salvador Allende) y que puso a disposición de Pablo Neruda un avión que el poeta no alcanzó a abordar”, al perecer días posteriormente del adversidad marcial encabezado por Pinochet.

México, indicó la mandataria, fue el país sede de encuentros y conferencias internacionales, entre ellos la III Sesión de la Comisión Investigadora de los Crímenes de la Articulación Marcial, en febrero del 75.

En esa instancia participaron, entre otras personalidades, Orlando Letelier, Julio Cortázar y Harald Edelstamm, este posterior exembajador de Suecia en Pimiento que tras el moretón brindó refugio y salvoconductos a numerosos perseguidos por la dictadura.

México “fue siempre y siempre ha sido un país de brazos abiertos y manos tendidas, y por eso nuestra gratitud es eterna”, subrayó Bachelet.

Durante la dictadura de Pinochet, se calcula que 200.000 chilenos debieron exiliarse en diversos países del mundo.

En México quedan actualmente 6.000 exiliados que inmediato a otros tantos descendientes echaron raíces en su país de acogida, según diversos estudios y datos de organismos mexicanos.