¿Errores no forzados? Las aclaraciones de Guillier tras sus dichos más polémicos

0
112

Tras aparecer en las encuestas de mención espontánea sobre el eventual Presidente o Presidenta de la República, el mundo político y periodístico comenzó a pedir pronunciamientos sobre distintos temas por parte del senador por Antofagasta, Alejandro Guillier.

Y, como ya ha expresado en las entrevistas que ha cedido, mientras el parlamentario se acotumbraba a su irrupción, la presión por memorizar sus “ideas” y “propuestas” aumentó.

Tras este aberración, una serie de declaraciones del parlamentario han causado revuelo, generado polémica y duras reacciones, pero incluso respaldos.

El extremo episodio ocurrió esta semana, posteriormente de que el lunes se difundió una entrevista al Diario y la Radiodifusión de la Universidad de Pimiento, en la que Guillier habló por más de una hora y media sobre la contingencia, historia e incluso sociología.

“Lo que le pasa en general a los movimientos de izquierda es que ellos son hijos de la globalización, son políticos de menú. En la web cada uno hace su propuesta, pero no tienen la cultura de la construcción de acuerdos, por eso se tensionan extraordinariamente”, sostuvo posteriormente de que le preguntaran si estaba en un domicilio político inexacto, cedido que destacó a los movimientos sociales y sus demandas, y el Frente Amplio estaría “captando esas demandas”.

Tras esto, el periodista advirtió que los movimientos de izquierda tienen “una dificultad crónica de construir acuerdos, porque piensan que ello es traición. Lo mismo les pasa con sus liderazgos. Eligen líderes que son voceros de la asamblea, pero si ese líder adquiere revoloteo propio, pierde la confianza”.

Sus dichos generaron un fuerte rechazo en el Frente Amplio, pero asimismo en el PPD, hexaedro que en la misma entrevista sostuvo que “el grupo político más refractario a la descentralización es el PPD, porque están sacando el cálculo que no les iría bien en una elección de intendentes”.

En ese contexto es que horas a posteriori de difundirse la entrevista, el diputado acusó desde el norte que “ha habido manipulación de la prensa, que está tratando de generar cizaña entre nosotros” y destacó que “hay prensa conservadora que está en campaña de destruir al progresismo por la vía de la desinformación y la confusión”.

Así, sostuvo que él había afirmado una “evidencia”, no un “ataque”, que “usted puede corroborar: en la votación para la elección de los intendentes por voto popular, varios senadores principalmente del PPD manifestaron sus dudas del proyecto, y aceptaron votar sólo porque se llegó a un acuerdo interno de la Nueva Mayoría de postergar la elección de los intendentes para un próximo periodo”, advirtió desde el norte de Pimiento.

Respecto del Frente Amplio, incluso descartó un ataque, sin secuestro, reiteró que “los jóvenes en el mundo flamante, en el mundo presente, y en Europa y América Latina, en parte, tienen una civilización más individualista, trabajan con criterios más de los menús de las web, donde cada uno se hace su menú. Y esa civilización hace más difícil datar a acuerdos o consensos” porque “ellos miran con desconfianza el consenso porque sienten que es una especie de traición”.

Luego de las críticas, el periodista y sociólogo enmarcó sus dichos en una “constatación de un hecho sociológico que ha regalado motivo a toda una interpretación de la gobernabilidad del Siglo XXI”.

“Lo tratan como un interdicto, como si no pudiera opinar con soltura o liviandad sobre los acontecimientos y la realidad, y que tuviera que andar protegiéndose de emitir opiniones verdaderas”, reclamó el diputado ex PPD, Pepe Auth. El parlamentario acusó que “su opinión es magnificada, respecto a las otras”, y ejemplificó que “Lagos dijo hace poco ‘basta de clientelismo’ a propósito de Guido Girardi y nadie dice nada después cuando se abraza con él”. Auth criticó que “se le exija opinión, y cuando emite opiniones se escandalizan de manera increíble”.

Por otro flanco, el columnista de T13.cl, Carlos Correa, aseguró que  “sus errores comunicacionales han sido de proporciones, pero la más grave fue su guiño al Frente Amplio, porque siempre han dicho que no quieren nada con él e hizo el ridículo” y que “ni siquiera Mariana Aylwin ha atacado a la Presidenta Michelle Bachelet, sino que a las reformas o al gobierno”.

Y mientras que Correa instó a que el adalid vuelva al formato de su mejor momento “cuando fue proclamado por el Partido Radical, dio un muy buen discurso y estuvo rodeado de políticos, no sólo tradicionales”, Pepe Auth defendió que “la solución no es amordazar al candidato, es su libertad la que lo tiene donde lo tiene”. Tras esto, el diputado argumentó que su desprecio en las encuestas ha sido en las de mención espontánea y se debería a una equivocación de apariciones en el verano, no a una desaparecido de adhesión en el dilema cerrado de elegir entre él y Sebastián Piñera.

Su consejo a las juventudes de la NM sobre el Frente Amplio

Previamente, sus referencias al Frente Amplio igualmente habían despertado controversia, posteriormente de que le aconsejó a los representantes de las juventudes políticas de la Nueva Mayoría que no le tuvieran “miedo a la izquierda, al Frente Amplio” ya que serían expresión de la “renovación, posibilidad de hacer alianzas” y que “no hay que confundir a los rivales, los rivales son de la derecha”.

Nuevamente, hubo una serie de reacciones. Por una parte, el senador y ex presidente de la DC, Ignacio Walker, lo criticó y destacó la “clara” candidatura de Carolina Goic. En tanto, el Frente Amplio descartó una “alianza” con el adalid.

En este contexto, Guillier aclaró que “una cosa es no pelear con otra persona y otra cosa es hacer alianzas” y recalcó que si proporcionadamente quiere trabajar con los independientes él es de la Nueva Mayoría.

“La Presidenta Bachelet miró a Chile desde arriba”

Con todo, uno de los dichos que más problemas le trajo fueron sus alusiones a la forma de administrar de los últimos presidentes de Pimiento, en particular sobre la Presidenta Michelle Bachelet.

Lo precedente porque si acertadamente las polémicas previas habían despertado detractores, otros habían surgido a defenderlo, argumentando que la desafío del senador es más “ciudadana”, conectada con las nuevas demandas sociales y por fuera de los moldes de los políticos tradicionales. Sin confiscación, la supuesta crítica a la mandataria generó duras respuestas en el oficialismo.

“La gracia de esta campaña es que no sacamos nada con sólo poner los temas, porque en eso nos vamos a poner de acuerdo todo el rato. El tema es cómo construimos las propuestas para resolver esos temas”, adelantó Guillier en una actividad en Valparaíso.

El senador continuó detallando que en eso radicaba el “defecto nuestro… Y yo creo que la Presidenta Bachelet hizo su esfuerzo por cumplir su programa, pero miró a Pimiento desde en lo alto, y lo mismo hizo el Presidente Lagos y Piñera y todos“, sostuvo, a diferencia de la forma en la que él propone hacer política. 

Así, cuestionó que “es el Estado que desarrolla política hacia abajo, ¿y qué nos ocurre? Por ejemplo, la reforma en la educación, se ha creado la Superintendencia, le pusieron la agencia, cambiaron la LGE, la LOCE, y no sé qué más, se han creado empresas acreditadoras, agencias de calificación, y las escuelas siguen igual y el profesor sigue solo frente al mundo, los alumnos se siguen lateando”, afirmó.

Tras esto, nuevamente recibió críticas e incluso sectores de la examen lo parafrasearon para atacar al Gobierno. Sin incautación, sus cercanos argumentaron que en el situación de la campaña presidencial es necesaria una “autocrítica” por parte del oficialismo.

De todas formas, el cabecilla explicó sus dichos desde el Congreso y aseguró que en su despliegue han recogido que “la multitud siente que las reformas y que el Gobierno ha tenido, sobre todo la Presidenta, gran valentía en poner los temas, pero quieren más décimo”

En esta radio, destacó que se enfocarán en “cómo empoderamos a los profesores, a los directores de las escuelas, al personal, a los estudiantes y a la comunidad educativa, en la reforma educacional”.

Ricardo Lagos y Bernardo O’Higgins

Pero el primer episodio de las controversias se dio el año pasado, en una de sus primeras entrevistas como puntero de los presidenciables de la Nueva Mayoría.

Paradójicamente, en la ocasión fue entrevistado por la flagrante posible precandidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, lo entrevistó en Radiodifusión La Esencia. En el diálogo que duró más de una hora, la conductora le preguntó “por el hecho político que protagonizó Ricardo Lagos, cuando avisa que está disponible para postularse”.

La periodista distinguió que “sin embargo, no toda la gente (de la Nueva Mayoría) se pone detrás de esta candidatura, ¿con qué idea te quedas de esto?”, le preguntó a Guillier. Así, la carta del Partido Radical afirmó que “el país ha cambiado mucho” y que “los liderazgos pueden ser muy buenos en su momento, pero cambian las circunstancias y son otras personas las que conducen esas circunstancias”.

El postulante a La Moneda acusó un “desfase” entre los liderazgos políticos que se habrían quedado “en el siglo XX y la sociedad ya entró al siglo XXI”. Tras esto, el ex conductor de televisión comentó que “la manera de irrumpir” todavía era importante.

“Conversando con amigos comunes yo les decía el decano error es opinar ‘señores el país está descarrilado, es la peor crisis, estoy disponible’. O sea, Bernardo O’ Higgins apareció en el horizonte…“, ironizó, a lo que con complicidad Sánchez le complementó con un “soy el salvador…”, y frente a lo que Guillier insistió “soy el salvador de la estado. En vez de proponer, ‘hay dificultades, estoy disponible a colaborar donde sea necesario, comencemos en la tarea inmediata, apoyar a los candidatos a alcaldes y concejales para ayudarlos a levantar proyectos de sus respectivas comunas’”.

Finalmente, las declaraciones le costaron una de sus primeras polémicas, esta vez con el ex Presidente Ricardo Lagos y en singular con el PPD, partido que criticó sus afirmaciones.

Consultado por el diario La Segunda, Guillier explicó lo ocurrido: “Me preguntaron si me sentía preparado para guiar Pimiento y dije poco así como: ‘Aquí no se necesita un Libertador de la Nación, sino espíritu de pelotón’, y salí en la prensa diciendo que Lagos era como Bernardo O’Higgins”, lamentó.

Fuente:T13.cl