Ex ministro Eduardo Aninat renuncia a la DC: “Empieza a apagarse la opción humanista de centro”

0
52

El ex ministro de Hacienda, Eduardo Aninat, renunció a la Democracia Cristiana luego de marcial por cerca de 30 abriles en esa colectividad.

El economista había congelado su décimo meses antes, sin confiscación fue ahora -en el contexto del magro resultado electoral en primera dorso de su abanderada, Carolina Goic- que decidión definitivamente alejarse del partido.

El ex secretario de Estado del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle fue a la sede de la DC el miércoles 22 de noviembre para dar cuenta de su valor, consigna El Mercurio.

Aninat compartió un escrito donde explica las razones de su renuncia:

“Ayer fue un día triste y a la vez solemne.

Triste, porque interrumpí treinta abriles de militancia continua en el Partido Demócrata Cristiano, y me fui.

Solemne, porque el sustantivo peso de las razones profundas que me llevaron a retirarme -pensando en el futuro amplio de Pimiento- superó esta vez a la nostalgia, las memorias amables o la simple inercia.

Meses antes había congelado mi militancia, pero lo había hecho con la esperanza de que la limpia y fuerte campaña de Carolina Goic fuese el baño de dispositivo y renovación del PDC que todos necesitábamos.

Mínimo de eso ocurrió: hubo desacierto y deslealtades.

Hoy en día asistimos a un espectáculo gafe: proliferan y vocean los faccionalismos; cunden el disenso y el pesimismo.

Algunos parlamentarios recién elegidos sacan cuentas interesadas y alegres.

Otros corren hoy día a sumarse, apresurados, al candidato de la Nueva Mayoría.

Con mucha tristeza y directa honestidad personal, debo afirmar que todo ello es el manifestación del fin. Empieza a apagarse lenta, accidentada e inexorablemente la claridad de la opción humanista de centro, que tanto contribuyó al país. Aquella que le dio a Pimiento estabilidad y progreso social decidido con líderes de la talla de Manuel Bustos, Bernardo Leighton, Eduardo Frei, Patricio Aylwin.

Es una hora triste y muy compleja, en un país que, perplejo, permanece expectante”.