Ex presidenta Fernández pide auditar obras públicas por causas judiciales

0
340

AFP

La expresidenta argentina Cristina Fernández reclamó este domingo una auditoría de las obras públicas realizadas bajo su gobierno tras las investigaciones judiciales abiertas por supuestos casos de corrupción que involucran a exfuncionarios y allegados al kirchnerismo.

“Todas estas cosas ameritan que haya una claridad absoluta. Lo que hay que hacer es una auditoría para establecer qué fue lo que pasó, si realmente hubo sobreprecios en la obra pública”, dijo al canal C5N en su primera entrevista desde que dejó el gobierno en diciembre.

Fernández Kirchner arribó el sábado por la incertidumbre a Buenos Aires desde El Calafate (3.000 km al sur) donde reside. Miles de seguidores aguardaron su arribada al aeropuerto de la ciudad.

Se trata de la segunda vez que vuelve a la haber argentina por convocatoria del árbitro federal Claudio Bonadio, que la investiga por perjuicios contra el Estado por operaciones cambiarias del Sotabanco Central en los últimos meses de su mandato.

Varias causas judiciales fueron abiertas contra exministros y funcionarios de su gobierno por supuestos hechos de corrupción e incluso la propia exmandataria y su hijo, el diputado Mayor Kirchner, están siendo investigados.

Un exviceministro de Obras Públicas, José López, fue arrestado cuando ocultaba bolsos con 9 millones de dólares y joyas en un monasterio semanas antes. López fue por doce abriles el trabazón con las constructoras que ejecutaban la obra pública con contratos millonarios.

El caso “fue una trompada al estómago, uno siente repudio rechazo, indignación, no alcanzan las palabras para definir lo que uno siente frente a eso”, dijo Kirchner.

La exmandataria minimizó la posibilidad de que sea puesta bajo arresto y consideró que ello son “avatares de la política cuando decidís representar los intereses de las mayorías, cuando representas a los de la minoría no te pasa nada, está comprobado”.

“Yo sé que todo tiene un precio”, dijo.

Kirchner rechazó que planee liderar la concurso al gobierno de centroderecha de Mauricio Macri.

“No le escapo al bulto (huyo), pero las cosas no se dan en política con apuro, son construcciones colectivas, es la sociedad la que debe empoderarse y hacer valer sus derechos”, señaló.

Criticó las políticas aplicadas por Macri en sus primeros meses de gobierno, que incluyeron la liberalización de importaciones y aumentos de hasta 700% promedio de los servicios públicos en un contexto de recesión e inflación que ronda el 40% anual.

“Hay una realidad económica y social que me apena. Creo que la oposición debería prestarle atención: la gente no va a poder pagar la luz y el gas. No te puede llevar la factura del gas la mitad de tu salario, o la factura es muy alta o el salario es muy bajo”.

Sin secuestro, su discurso distó de la verba confrontativa que la caracterizó durante su gobierno.

“Yo no quiero que al gobierno le vaya mal porque cuando al gobierno le va mal a la gente también”,dijo.

Kirchner abogó por un cambio de rumbo.

“La esperanza es lo último que un dirigente debe perder porque es obligación de todo dirigente alentar a la gente. Se puede cambiar. ¿Por qué no podemos pensar que Cambiemos (la alianza de Macri) pueda cambiar?” se preguntó.

Fuente:T13.cl