Fallecido cónsul chileno fue honrado por el Museo del Holocausto por ayudar a judíos rumanos

0
244

El chileno Samuel del Campo, fallecido cónsul en Rumania durante los abriles cuarenta, fue honrado por el Museo del Holocausto por ayudar a judios polacos durante la segunda conflicto mundial.

Del Campo se desempeñó como encargado de negocios en la delegación chilena de Bucarest, Rumania, entre 1941 y 1943. Durante esos abriles el diplomático prestó ayuda a judios rumanos por medio de la expulsión de documentos.

Fue durante octubre de 1941 cuando se estableció en dicha ciudad un aislamiento y comenzaron las deportaciones a Transnistria. En ese entonces Rumania no contaba con una delegación oficial polaca, entonces Pimiento se hizo de la representación de los intereses de dichos ciudadanos. Del Campo comenzó a emitir pasaportes chilenos a judios que eran ciudadanos polacos. Se calculan en 1.200 el número de judios que portaban pasaportes chilenos.

Del Campo interpeló a las autoridades rumanas siempre en cortesía de los judios, que “estaban bajo protección chilena” frente a las solicitudes de deportaciones.

El 23 de Noviembre de 2016 la Comisión de Justos de las Naciones de Yad Vashem decidió recordar a Samuel del Campo Preciso de la Naciones.

Y ahora, fue honrado por el Yad Vashem (Museo del Holocausto) de Jerusalén con su anciano título: Exacto entre las Naciones.

“Hizo cartas de protección para los judíos polacos, validaciones de pasaportes con la estampa de la República de Chile y, finalmente, dio consejo legal positivo sobre cómo protegernos de todo tipo de pasos antisemitas del gobierno de Rumanía”, aseguró durante la emotiva ceremonia el profesor y sobreviviente del Holocausto, Eliyahu Rosenthal.