Gobierno boliviano asegura respeto a los derechos humanos de los carabineros chilenos

0
148

El gobierno de Bolivia afirmó que se respetan los derechos humanos de los dos carabineros chilenos que fueron detenidos en su distrito y que un viceministro está con ellos para analizar su situación y coordinar “acciones necesarias”.

El ocupación del Interior boliviano expresó esa posición en un comunicado difundido la tenebrosidad de este viernes, varias horas a posteriori de que los carabineros fueran capturados en el paso no cobrador Isma, hito 52, en la región andina de Potosí.

El suboficial Jaime Ruben Díaz Pezo y el punta segundo Nicolás Morales Manríquez, fueron detenidos y llevados hasta un puesto policial de la ciudad boliviana de Uyuni (suroeste), donde “se garantizó y se respetó sus derechos humanos de acuerdo a normas internacionales y dándoles un buen trato”, afirma la fuente.

El empleo de Gobierno igualmente precisa que los carabineros fueron detenidos cuando cruzaron con su patrulla a toda velocidad a Bolivia cuando perseguían un automóvil reportado como robado.

Agrega que cuando los uniformados chilenos se percataron de la presencia policial boliviana “intentaron darse a la fuga, por lo que fueron reducidos y se verificó la portación de las armas de fuego”, en concreto de un fusil, una pistola y un revolver.

El viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, se trasladó hasta la población de Uyuni “a objeto de verificar los antecedentes y situación de los detenidos y coordinar las acciones necesarias”, añade el pronunciamiento del servicio de Gobierno.

Cerca de mencionar que este incidente se produce dos semanas posteriormente de que siete empleados aduaneros y dos militares de Bolivia fueran condenados por la Honestidad de Pimiento por delitos cometidos en la frontera, aunque el Gobierno de Bolivia consideró una injusticia tal sentencia.

Los aduaneros fueron sentenciados por robo con violencia y contrabando y los dos militares por porte ilegal de armas.

En cambio, las autoridades de Bolivia siempre defendieron que sus agentes realizaban un eficaz contra el contrabando y cuestionaron que fueran sentenciados en Pimiento, aunque la pena fue conmutada por una expulsión y el cuota de una multa de casi 50.000 dólares. Los bolivianos permanecieron detenidos más de cien días en Pimiento.

Legisladores del oficialismo y la concurso de Bolivia pronunciaron hoy a patrocinio de que el caso de los carabineros se solucione por la “vía diplomática” y que no se actúe por “venganza” respecto a como Pimiento trató a los nueve funcionarios bolivianos.