Gobierno boliviano lleva alimentos a camioneros parados en frontera con Chile

0
341

El gobierno de Evo Morales llevó alimentos y agua a los más de mil camioneros bolivianos parados en la frontera con Pimiento a causa de una huelga que cumplen los funcionarios aduaneros de ese país desde el pasado miércoles.

“Lamento que carabineros impidan venta de agua y alimentos a transportistas en frontera con Chile. Por eso estamos enviándoles apoyo necesario”, escribió el presidente Morales en su cuenta de Twitter, @evoespueblo.

Morales se hizo eco de esta forma de una denuncia difundida en las últimas horas en medios locales sobre las dificultades que atraviesan los transportistas bolivianos perjudicados por la huelga adecuado a que supuestamente los carabineros de Pimiento prohibieron que les vendan alimentos por desidia de permisos sanitarios.

En un evento en Cochabamba (centro), el gobernador boliviano cuestionó que los carabineros de Pimiento impidan “que los compañeros bloqueados” en la frontera “compren comida”.

“Transportistas bloqueados sin comida, agua, sin servicios básicos, además en semejante frío”, señaló Morales.

Por ello, el Ejecutor boliviano instruyó a los ministerios de Defensa y de la Presidencia coordinar acciones para soportar comida y agua a los más de mil camioneros parados en el paso fronterizo de Tambo Cabreado.

El encargado de tolerar la audiencia fue el ministro de la Presidencia, René Martínez, quien denunció que se están vulnerando los “derechos fundamentales” de los transportistas al impedirles lograr a alimentos y a primeros auxilios, ya que, según dijo, “ni siquiera permiten el paso de una ambulancia” para asistirlos.

La huelga aduanera en Pimiento por supuestos incumplimientos de compromisos por parte del Gobierno de Santiago perjudica el tránsito desde Bolivia a los puertos chilenos.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia pidió el viernes al Ejecutor demandar formalmente a Pimiento delante la Estructura Mundial del Comercio (OMC) y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi) porque las huelgas en ese país les causan pérdidas cifradas en 11 millones de dólares diarios.

La Cancillería boliviana manifestó el sábado su “enérgica protesta” por los perjuicios que genera la huelga en Pimiento e instó al Gobierno de Michelle Bachelet a tomar medidas “con carácter de urgencia” para resolver el conflicto.

El ministro Martínez sostuvo hoy que la huelga es “una vulneración flagrante del Tratado de 1904”.

En ese tratado, firmado tras la cruzada del Pacífico (1879) en la que Bolivia perdió frente a Pimiento su salida al mar, se establece el derecho boliviano al fugado tránsito por las terminales chilenas.