Gobierno y la Nueva Mayoría se tiran la pelota por proyectos de elección de intendentes que impactan la candidatura de Guillier

0
359

Aunque se extendió por rodeando de tres horas, el Comité Político extraordinario realizado este martes en La Moneda, y al que asistieron los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría, no llegó a puerto alguno respecto de la pobreza de sacar delante los proyectos de ley para la sufragio de intendentes y gobernadores, que era una de las prioridades de este año en la memorándum de descentralización del candidato presidencial del monolito oficialista, el senador Alejandro Guillier.

De hecho, la posición del Ejecutor es respaldar lo que resuelvan las colectividades en esta materia, mientras que algunos dirigentes consideran que es un rol que debería envidiar el gobierno. En lo que sí hay al menos cierto consenso, es que lo más probable es que las iniciativas terminen de tramitarse en 2018, y que no se cumpla la promesa de celebrar la comicios de jefes regionales, como lo planteaba el adalid y igualmente la Democracia Cristiana.

Previamente y posteriormente de reunirse ayer con los timoneles, Guillier dio muestras de poseer flexibilizado su posición original. “Los partidos han ratificado el apoyo al concepto descentralizador y si no sale ahora, sale el próximo año como primera medida del nuevo gobierno que quiero encabezar”, dijo.

Esta tarde la ministra secretaria genérico de Gobierno, Paula Narváez, dijo en la misma recorrido que “lo que al gobierno le importa es que en Chile exista una nueva manera de entender cómo se distribuye el poder político en el país (…) le interesa que esas elecciones ocurran lo antes posible, y lo más importante es nuestro compromiso de que el final del gobierno de la presidenta Bachelet, las regiones tengan el poder de elegir a sus gobernadores regionales (…) Eso es lo que va a trascender, eso es lo importante, pero hay que comprender que las cosas tienen un proceso, tienen un tiempo y la democracia se construye respetando los distintos poderes que el Estado tiene”.

La ministra vocera agregó que el itinerario en esta materia “no se ha modificado para nada”, pero insistió en que “hay una disposición positiva de parte de los partidos a analizar todos los mecanismos complementarios para avanzar en los acuerdos, pero sin con eso desmerecer la importancia del propio proceso legislativo”, que dice relación por una parte con el plan para establecer las competencias del nuevo regidor regional, y otra con los tiempos para sufrir a agarradera la votación.

Pero la posición de Guillier no fue aceptablemente recibida en la DC. Es así como el diputado y vicepresidente de la tienda falangista, Matías Walker, lo emplazó a puntualizar cuál será su postura. “Ya llegó la hora de votar respecto de la elección de gobernadores regionales en 2017, no hay excusas”, y recalcó que “un cálculo electoral no puede hacer peligrar el cumplimiento de una promesa”.