Holanda da por terminada la amenaza terrorista tras confirmarse falsa alarma

0
96

Las autoridades holandesas dieron este jueves por terminada la amenaza terrorista en Rotterdam, de la que alertó ayer España, aunque la Policía investigará ahora los motivos que llevaron a un holandés de 22 abriles a dar un falsificado aviso que provocó la suspensión de un concierto en la ciudad.

“Estamos muy interesados en escuchar (del joven holandés) por qué ha cometido esta idiotez. Estamos esperando eso y entender por qué nos ha obligado a cancelar el concierto en el Maassilo (sala de conciertos de Rotterdam)”, afirmó hoy el ministro de Seguridad y Probidad, Stef Blok.

El ministro habló de “un mensaje muy alarmante” difundido por el zagal arrestado y argumentó que, “desafortunadamente, a veces hay que tomar este tipo de medidas”, en remisión a la anulación del concierto de rock previsto para la tarde de ayer en Rotterdam.

Según Blok, el mensaje de “alerta”, combinado con otra información que estaba en manos de las autoridades, era “muy preocupante”, y eso llevó al Junta de Rotterdam y a la Policía a tomar medidas de precaución.

Justificó que “siempre es necesario estudiar si deben tomarse acciones, pero desafortunadamente, en este momento con un nivel de amenaza tan significativo, a veces se toman medidas” estrictas como la abolición del concierto.

“Por suerte, la amenaza no se ha materializado, pero alguien que está difundiendo este tipo de cosas no puede estar suelto”, dijo el ministro, en una entrevista con la radiodifusión holandesa BNR.

Blok se negó a dar más detalles sobre el detenido y advirtió de que la investigación aún sigue en marcha y la Policía siguen interrogando al arrestado.

El muchacho de 22 abriles fue detenido la pasada alboreo por miembros de las fuerzas antiterroristas, quienes irrumpieron en su casa, en Brabante (sur), tras cobrar información sobre su relación con la amenaza terrorista.

La Policía holandesa recibió ayer una advertencia de la Destacamento Civil española sobre un supuesto “acto con violencia” contra el concierto de la costado de rock estadounidense Allah-Las en Rotterdam.

El corregidor de Rotterdam, Ahmed Aboutaleb, ordenó la abolición de todos los eventos que acogía la sala de conciertos al considerar que la información ofrecida por España era “lo suficientemente seria”.

Esta alerta terrorista asimismo llevó a la detención de un ciudadano castellano que conducía ebrio una furgoneta con matrícula española, en la que transportaba varias bombonas de gas.

El conductor estaba dando vueltas en la misma zona, lo que levantó las sospechas de las autoridades.

Un portavoz de la Policía informó a Efe de que no encontraron carencia sospechoso en casa del castellano ni en su transporte, más allá de los bidones de gas “para los que tenía una explicación razonable” que la autoridades estaban intentando corroborar.

“Fue un caso de hombre equivocado, en el lugar equivocado y el momento incorrecto, y de buenos agentes de la policía, pero la investigación continúa”, dijo hoy el cabecilla de la Policía en Rotterdam, Frank Paauw.

El conductor castellano sigue retenido por la Policía, que aún comprueba los motivos que alegó para evidenciar la presencia de esa carga de gas en el transporte y cerca de la sala de conciertos Maasilo.

El “nombre de la banda” californiana, Allah-Las (que se refiere al nombre de “dios” en árabe), hizo todavía “elevar las alarmas” sobre un posible atentado terrorista contra su concierto, afirmó Paauw.

El corregidor Aboutaleb ofreció reorganizar el concierto cancelado ayer “como sea posible” y a gastos de la Policía, porque, lamentó, la derogación “ha causado que unos 900 asistentes” no pudieran asistir al evento.

En un comunicado, los miembros de la lado de rock lamentaron lo ocurrido y agradecieron a las autoridades holandesas la protección del especie y de sus seguidores.