Holanda investiga por primera vez a un facultativo por eutanasia dudosa

0
101

Holanda abrió este jueves, por primera vez desde la firma de la eutanasia en 2002, una investigación criminal a un prudencial sospechoso de sufrir a punta un proceso de suicidio asistido ilegal y no consentido a una anciana con problemas mentales.

Un doctor de una clínica holandesa practicó la eutanasia a una mujer de 74 abriles con problemas psicológicos en 2016, sobre una cojín “confusa y contradictoria”, según el Comité Regional de Pruebas de Eutanasia.

En su crónica, explica que la paciente tomó primero, sin saberlo, un café en el que el profesional había introducido una pastilla para inducir al sueño.

Cuando éste comenzó a administrarle la inyección pernicioso, la paciente despertó y “mostró físicamente” su rechazo al proceso de suicidio asistido en el que se encontraba.

La clínica argumenta que la mujer “no era ya competente” y que abriles antiguamente había firmado una manifiesto en la que autorizaba que se le practicase la eutanasia.

El documento fue firmado cuando la enferma estuvo ingresada en una residencia de ancianos, empleo donde se sentía “confundida y deprimida”, lo que provocó que a veces dijera que quería expirar y otras insistía en que quería existir, señaló el Comité, conforme a evaluaciones de dos médicos que igualmente habían atendido a la paciente.

Este organismo lamentó que el profesional no actuara según los protocolos, por lo que ordenó iniciar la investigación criminal que llevará a su valoración en caso de encontrarle culpable de eutanasia ilegal.

Según el diario holandés NOS, el doctor es diestro en medicina veterinaria, aunque ha prestado servicio durante abriles en residencias de ancianos.