Hospitalizan Alfredo Tralcal, comunero mapuche en huelga de hambre por 114 días

0
149

Alfredo Tralcal, uno de los cuatro comuneros mapuches presos que cumplen hoy 114 días en huelga de deseo, permanece hoy hospitalizado tras presentar una hemorragia digestiva, informaron fuentes sanitarias y familiares de los reclusos.

Tralcal, de 45 abriles, está sometido a exámenes en el hospital de Temuco y según un noticia preliminar, sufre “un sangrado digestivo menor”.

El comunero, inmediato a los hermanos Ariel, Benito y Pablo Trongol están procesados bajo la ley antiterrorista como presuntos autores del incendio de una iglesia evangélica y llevan quince meses en prisión preventiva.

Los cuatro iniciaron la huelga de penuria demandando no ser procesados por la ley antiterrorista y alegando inocencia, la que podrán demostrar, según afirman, en un prudencia de derecho popular.

Este miércoles, los cuatro fueron llevados en sillas de ruedas a un tribunal para una audiencia de preparación del proceso verbal que, sin incautación, se aplazó para el próximo 10 de octubre.

Uno de ellos, Benito Trongol, dio un paso más en su protesta esta semana, al declararse en huelga de anhelo sequía, dejando de ingerir líquidos, lo que hace temer por su vida.

Gendarmería (Servicio de Prisiones) presentará hoy un memorial de protección en patrocinio de Pablo y Ariel Trongol para que el tribunal autorice que sean alimentados por la fuerza, bono que se suma a otra similar presentada antiguamente a auspicio de Benito Trongol y Alfredo Tralcal.

La incertidumbre del miércoles, el gobierno pidió al tribunal cambiar por otra medida cautelar la prisión preventiva de los cuatro, “para resguardar de mejor forma a los imputados”, según dijo el ministro del Interior, Mario Fernández.

El gobierno demora que con esta medida los comuneros “pongan fin a la huelga de hambre que pone en riesgo su estado de salud”, dijo Fernández, que adicionalmente aseguró que si los familiares de los comuneros llegan a Santiago para musitar con el gobierno, los recibirá de inmediato.

Matizó, no obstante, que no se modificará la querella por ley antiterrorista el caso, aunque indicó que se dará prioridad a la reforma de esa norma que se tramita en el Senado.

En tanto, desconocidos incendiaron durante la albor de hoy dos maquinarias y un camión en Lautaro, dejando en el división panfletos que demandan la desenvolvimiento de los cuatro comuneros en ayuno.

Bernardino Apablaza, dueño de predio atacado, evaluó en 150 millones de pesos los daños causados por la calcinación de un cargador exterior, una excavadora y un camión tolva.

La valentía del gobierno de pedir el cambio de la prisión preventiva de los cuatro fue mal recibida por camioneros y otros afectados por la violencia rural en el sur de Pimiento.

“Me parece una muy mala señal del Gobierno, porque significa que los chilenos a través de presiones de ese tipo podemos eximirnos de las responsabilidades que tengamos en actos de terrorismo o delincuencia”, dijo a Radiodifusión Cooperativa Sergio Pérez, presidente de la Confederación Doméstico de Transporte de Carga (CNTC), Sergio Pérez.

“Esperábamos que el Gobierno no se dejara presionar por ese lado”, dijo por su parte Luciano Rivas, presidente de la Multigremial de La Araucanía.