Isaac Givovich se va con todo contra Joaquín Lavín: “Fui coaccionado a omitir situaciones que eran irregulares”

0
39

La disputa al interior de la comunidad Lavín está allá de solucionarse. Isaac Givovich, yerno del corregidor de Las Condes anunció que seguirá delante con la denuncia presentada en contra del patriarca comunal frente a el Servicio de Impuestos Internos (SII) que apuntan a una serie de supuestas irregularidades durante la campaña senatorial de 2009.

En entrevista con Radiodifusión Bío Bío, el dueño de GES Consultores y cónyuge de Aceptación Lavín, una de las hijas del corregidor, explicó la forma en que operaba la firma como intermediadora con los proveedores de la campaña. Según su traducción, fue entonces cuando se dio cuenta que se cometían una serie de irregularidades financieras y tributarias. Y que el propio Lavín le pidió “ocultarlas” para que no se vinculara con el caso Caval.

“Joaquín Lavín me pidió prestar servicios ad honorem (gratis), como ayuda familiar, para poder administrar los proveedores de esa campaña. Por ejemplo, para obtener crédito directo con los proveedores, porque no le daban crédito a los políticos. Y dentro de eso, en la rendición de gastos electorales y en la tributación de la campaña, hay varias situaciones anómalas. Por ejemplo, la no presentación de facturas, la no presentación de gastos, facturar por menos montos y boletas de honorarios por menos montos a los realmente pagados, lo cual, en mi relación con la campaña, afectó la situación tributaria de mi empresa hasta hoy”, cuenta Givovich.

“Para nosotros es un proceso súper doloroso, porque es nuestra familia. Es la familia de mi esposa. Nosotros, de cierta manera, fuimos coaccionados a tomar una línea de acción en ese minuto, que decía relación con mi situación personal y comercial”, continuó.

“Me sentí inducido. En esa época yo venía saliendo de una situación económica muy compleja y, lógicamente, cuando te pide un auxilio quien te está ayudando económicamente, mas que un crédito te dice ‘tienes que hacer esto’, uno cree que lo está haciendo por un afán ordinario, por un correctamente superior. Mirándolo en retrospectiva, fui coaccionado a cometer ciertos errores o a evitar ciertas situaciones que eran verdaderamente irregulares”, insistió.

Delante la pregunta de quién coaccionó, afirmó: “Joaquín Lavín”.

“Habían instrucciones directas de él respecto al manejo de proveedores. Me solicitaba servicios y me decía cuáles proveedores eran muy caros. Después, incluso, cuando había que pagar las deudas, me pidió que interviniera con algunos proveedores que estaban cobrando en ese minuto. No le estaban facturando a él, sino que los mandaban a facturar a la UDI o hacia otro lado, o que simplemente facturaran por montos menores de lo que realmente habían vendido, lo que seguramente para ellos también era un problema”, explicó el yerno del corregidor de Las Condes.

“Cuando me junté con mi esposa y Joaquín Lavín, en 2014, a conversar sobre el tema, una de las principales preocupaciones nuestras era si el origen del dinero era lícito o ilícito. Y la respuesta directa de él fue que no sabía si tenían un origen lícito o ilícito”, remató.

Cerca de rememorar que el SII en 2014 comenzó una fiscalización a GES Consultores, descubriendo que la ex generalísima de Lavín y socia de la firma de comunicación estratégica y lobby Azerta, Cristina Bitar, y su histórica secretaria, Lorena Espinosa, estabam en la trama.

Todavía colaboraron en la fallida campaña Cathy Barriga, alcaldesa de Maipú; y Joaquín Lavín Bravo, diputado por el distrito 20.