Islandia se clasifica a Rusia 2018, el primer Mundial en la historia de una de las selecciones sorpresa de Europa

0
53

La selección de Islandia alcanzó la mayoría de existencia este lunes.

Los islandeses se clasificaron a un Mundial por primera vez en su historia, provocando una nueva ola de júbilo en la pequeña nación del Atlántico norte que cautivó a muchos aficionados en su primera Eurocopa del año pasado.

Gylfi Sigurdsson (’40) y Johann Gudmundsson (’68) marcaron los dos goles con los que la selección islandesa venció 2-0 a Kosovo.

El resultado puso al equipo en el primer oportunidad del Rama I de la eliminatoria de Europa, por encima de Croacia, Ucrania, Turquía, Finlandia y Kosovo, un resultado nunca antiguamente obtenido.

Miles de personas celebraron eufóricas en el estadio Laugardalsvöllur de Reikiavik esta correr que se suma a las de los últimos dos abriles.

Y es que el gran despertar futbolístico de este país de unos 330.000 habitantes, con cerca de 100 futbolistas profesionales, ha causado sorpresa más allá de Islandia.

La inmensa mayoría de los jugadores son amateur o federados y tienen otras profesiones y actividades.

Aficionados de Islandia celebran el triunfo de su selecciónLos islandeses han vivido meses de alegría desde 2015 tras los extraordinarios resultados de su selección de fútbol.

El seleccionado se clasificó en 2015 a su primera Eurocopa, celebrada en Francia el año pasado.

El equipo se convirtió en la sorpresa del torneo al eliminar a la selección de Inglaterra en octavos de finaly avanzar a la ulterior ronda en la que finalmente quedó eliminado frente a Francia.

En las últimas dos eliminatorias mundialistas, Islandia finalizó en el fondo de su corro en la clasificación para Sudáfrica 2010, mientras que en su camino a Brasil 2014 se quedó en la ronda de repechaje.

A esto se suma el hecho de que Islandia ha remontado casi 100 posiciones en la clasificación de las mejores selecciones de la FIFA, pues en 2012 ocupaba el división 132 y para este año está entre los mejores 30 del mundo.

El asombro

El secreto es la importante inversión de la Asociación de Fútbol de Islandia en infraestructuras deportivas durante los últimos 15 abriles.

Durante ese período el fútbol creció tanto que ahora se vive este presente de proeza impensable.

Canchas cubiertas les permitieron a los niños islandeses entrenar y apostar durante todo el año.

Y adicionalmente de protegerlos del dilatado y crudo invierno, les proporcionaron superficies de buena calidad, donde perfeccionar su técnica, en puesto de hallarse obligados a corretear en terrenos impracticables.

Niño al aire libre en IslandiaLa inversión en infraestructura para poder entretenerse al fútbol incluso durante el crudo invierno es parte de la prescripción.

La Asociación asimismo invirtió significativamente en la formación de entrenadores: todos, incluyendo los que trabajan con niños pequeños, tienen certificaciones de la UEFA.

De hecho, según algunas estimaciones hay un preparador en extremo calificado por cada 825 islandeses, mientras que la proporción en Inglaterra es uno por cada 11.000 habitantes.

Los resultados empezaron a hallarse con las selecciones juveniles, incluyendo una vencimiento 4-1 sobre Alemania en ruta al torneo europeo sub-21 de 2011.

Y la venida a la selección decano del experimentado preparador sueco Lars Lagerbäck terminó de materializar el gran brinco.