ISP identifica bacteria que fue transmitida desde el ganado a los trabajadores

0
85

“Fiebre Q”.

Así es candela la germen que provocó que casi medio centenar de trabajadores rurales se vieran afectados de graves cuadros respiratorios.

Los casos son principalmente hombres (65%), con un rango de permanencia que albarca desde 15 a 57 abriles.

“La mitad de ellos fueron hospitalizados por neumonía, en varios casos más bien para fines de observación, y el resto se trató en forma ambulatoria. La mayoría ha presentado fiebre alta, dolores musculares y de cabeza, frecuentemente con molestias gastrointestinales que luego evolucionan a síntomas respiratorios”, señaló la Seremi de Lozanía de Osorno.

El tema causó preocupación en el Servicio de Vigor, que estableció una coordinación con el Instituto de Vigor Pública (ISP) para determinar qué está causando las afecciones respiratorias entre los trabajadores.

Incluso se enviaron muestras para estudios complementarios a un laboratorio internacional. De hecho, desde la Estructura Mundial de la Salubridad confirmaron a El Mostrador que asimismo han comenzado a investigar el brote.

Finalmente, el ISP identificó el agente. Se trata de la germen Coxiella Burnetii, de origen zoonótico y cuya transmisibidad es de 2 a 3 semanas en promedio, mientras que la transmisión al humano es por la inhalación de polvo, gotas o aerosoles de fluidos de animales infectados.

El evento fue informado a la Estructura Panamericana de Salubridad, según el reglamento inodoro Internacional. Por su parte el Servicio Agrícola y Cabrero coordinó acciones para determinar cuántos y cuáles son los predios afectados con tal de impedir la salida de sus animales.

La mayoría de los casos afectó a trabajadores de Manuka, la lechera más ancho de Latinoamérica.

La empresa declaró al respecto:

“Manuka manifiesta su tranquilidad por los primeros hallazgos en la investigación en torno a la alerta sanitaria por casos respiratorios registrados en los últimos tres meses, en distintos sectores de la provincia de Osorno”.

“Parte de los 47 casos a los que la autoridad determinó dar seguimiento, corresponden a 33 colaboradores de Manuka, de los cuales sólo 3 se encuentran con licencia médica al día de hoy y los restantes 30 están recuperados, a la espera de la confirmación del origen de la enfermedad que les aquejó”.

“La tarde del viernes 20 de octubre, Manuka fue informada por parte de la Seremía de Vigor de la existencia de tres serologías positivas de la microbio “Coxiella Burnetti” en la provincia de Osorno, interiormente de los casos enviados a descomposición en Canadá, uno de los cuales una pertenece a nuestra compañía”.

“La “Coxiella Burnetti” es una enfermedad bacteriana endémica en Pimiento y el mundo y puede afectar a perros, pájaros, ovejas, cabras, manada, etc… Luego, se trata de una enfermedad que ha estado presente desde hace décadas en el país y se ha manifestado antaño”.

“La “Coxiella Burnetti” no es agresiva, de hecho, más o menos del 50% de su presencia en humanos es asintomática, de acuerdo a la autoridad de Lozanía. Desde ese punto de traza, no es distinta a otros tipos de zoonosis endémicas en nuestro país”.

“Manuka ha adoptado siempre todas las medidas preventivas para sus colaboradores y familias, lo que se ve reflejado en el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios, reconocidos por la autoridad, como también respecto de los animales, donde la compañía exhibe altos estándares. Es así como casi el 90% de nuestros campos están certificados como PABCO A Lechero”.

“Respecto de esta coyuntura específica, Manuka ha colaborado de manera transparente con las autoridades para abordar este tema y lo seguirá haciendo. Asimismo, adoptó medidas inmediatas adicionales, de acuerdo a las instrucciones de la autoridad sanitaria. La operación de compañía continúa de manera normal y sigue trabajando para mantener el estricto cumplimiento de los protocolos que han permitido contener los casos de enfermedades respiratorias en general”, concluyó la firma.

Brote de infección respiratoria ligada a la industria pecuaria mantiene en alerta a Osorno