Joaquín Brunner recomienda a Goic alejarse del legado de Bachelet: “Estamos entrando en una nueva dinámica”

53

“El jueves el candidato Alejandro Guillier dice ‘para mí el ideal es que exista una sola lista parlamentaria’, cosa que también ha dicho Carolina Goic insistentemente, por otro lado, los partidos que apoyan a Guillier dicen ‘ni por nada´. Entonces, hay una tensión y hay una pugna que va afectar todo”, sentencia el ex ministro de la Secretaría Caudillo de la Presidencia, Joaquín Brunner.

En entrevista con Diario Financiero, el ex colaborador de Eduardo Freí Ruiz-Tagle asegura que esta tensión va de la mano con nueva dinámica. “Hay algo que se está acabando, que es la Nueva Mayoría tal como la conocemos; y lo que está empezando, no sabemos bien lo que es, porque desconocemos el resultado de la elección”, afirma el ex secretario de Estado.

Delante la consulta de cuál sería el impresión para la Nueva Mayoría de un triunfo de Sebastián Piñera, Brunner contesta: “Esto acelera el proceso de término, lo formaliza y abre como un imperativo la recomposición de la centroizquierda. Se crea un especio que obliga a las fuerzas que se dicen de centroizquierda a volver a articular un proyecto”.

Sobre su candidata, el ex ministro declara: “Si Goic quiere despertar a esta gran franja electoral de centro progresista que quiere continuar con los cambios bien dirigidos en la sociedad chilena, bien diseñados, bien gestionados, va a tener que tomar cierta distancia, con mucha mayor claridad, respecto del legado inmediato de la Presidenta Bachelet”.

Frente a la pregunta ¿Votaría por Guiller en la segunda reverso?, señala que eso “dependerá de cómo se termine comportando, cuáles van a ser las orientaciones reales. Hoy es muy difícil saber, porque Guillier es muy ambiguo, dice que quiere representar una nueva cosa, que es una independencia completa de los partidos y a mí eso me parece un error garrafal”.

“En momentos en que hay que reafirmar la necesidad y los valores de la política democrática, sumarse al ataque a la clase política, que es lo que indirectamente hace, me parece un completo error. Luego, hay que ver si él es líder o no de su grupo. Si dice ‘vamos a ir hacia el norte’, pero sus partidos dicen ‘no, hacia el norte vamos no vamos con usted, vamos hacia el sur. Entonces, no haría mucho sentido votar por un conglomerado y candidato que tenga esa enorme ambigüedad acerca de cuál es su identidad y hacia a dónde quiere ir”, concluye.