Jueza dice que en el caso del submarino hay información sensible que es “secreto de Estado”

0
62

La jueza argentina encargada del caso por la desaparición del submarino de la Armada ARA San Juan, que lleva más de una semana incomunicado en el Atlántico Sur, aseguró este miércoles que hay “información muy sensible” que obedece al “secreto de Estado”.

“Estamos hablando de una embarcación de guerra, permítame que me guarde algunos detalles porque en este momento y con la sensibilidad que hay en torno al tema no me aventuraría a hacer otra consideración”, explicó a Radiodifusión Latina la jueza Marta Yañez, titular del audiencia federal de Caleta Olivia, en la provincia sureña de Chubut.

Yañez encabeza el caso por la desaparición del ARA San Juan, que con 44 tripulantes a borde emitió sus últimas señales en la mañana del pasado 15 de noviembre, cuando se encontraba de revés de Ushuaia, en la parte más austral de Argentina, alrededor de la ciudad de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires.

El viernes pasado, el magistratura de Caleta Olivia recibió una comunicación por parte de la Armada en la que se explicaba que habían perdido el contacto con el submarino el miércoles a las 7.30 hora restringido.

“Hoy no estamos investigando. Estamos esperando el resultado de lo que sería la búsqueda y salvataje que se está implementando, que cuenta con un gran apoyo internacional”, remarcó la jueza, quien destacó que no es un caso para tratar de encontrar responsabilidades.

Mediante partes diarios, la Armada informa a la sede jurídico de las operaciones que desarrollan a diario y la colaboración con la que cuentan.

“Lo que estamos haciendo es recabando la información referente al cumplimiento del protocolo de actuación por parte de la Armada”, añadió Yáñez.

“Acá estamos esperando todos un desenlace que espero sea para bien, ahora, hoy no tenemos delito para investigar. Estamos buscando 44 personas que esperemos estén con vida”, aseveró, al tiempo que matizó que el expediente se está documentando sobre “el derrotero que llevaba la nave” y las condiciones en las que partió, el lunes 13 de noviembre desde el sureño puerto de Ushuaia, con rumbo a su colchoneta de operaciones, en la porteño ciudad de Mar del Plata.

Encima, Yáñez argumentó que “hay información muy sensible que obedece al secreto de Estado”, al tratarse de una embarcación de lucha.