Justicia deja en libertad a joven que empujó a fiscalizadora del Transantiago

0
162

Este miércoles, Pablo Alarcón, novicio formalizado y condenado por el delito de lesiones graves gravísimas por empujar a una fiscalizadora de la entretenimiento del Transantiago en Maipú el pasado 15 de junio, finalmente quedó en exención vigilada.

Como parte de la pena sustitutiva, el imputado deberá abonar 10 millones de pesos a la víctima, María Angélica Varas y, cumplir con un plan diseñado por personal de Gendarmería por un periodo de cuatro abriles.

En primera instancia el estudiante había sido formalizado por el delito de homicidio frustrado, por lo que debió permanecer tres meses en prisión preventiva, sin requisa, hoy el fiscal Julio César Ruíz explicó que el delito que se configuró es por el cual obtuvo condena, según relata La Tercera.

“El delito que arrojaban (las indagaciones realizadas), era un delito de lesiones graves gravísimas (…) Se negoció, de acuerdo a las facultades de la ley, una pena de cuatro años y eso permitió arribar a este procedimiento, principalmente tomando en consideración de decisión de la víctima”, manifestó.

En la misma carrera, el persecutor explicó que el imputado “empujó a la víctima, pero sin tomar en consideración la existencia del bus y lo que posteriormente esto iba a causar, causando un daño más grave que el que en un principio se tenía en consideración”.