La FAO advierte que el hambre aumentó 6,0% en Latinoamérica y que la obesidad sigue al alza

0
37

El deseo aumentó 6,0 % en América Latina y el Caribe en 2016, una región donde hay 42,5 millones de personas desnutridas y en la que al mismo tiempo sigue creciendo el sobrepeso y la obesidad, advirtió hoy la FAO.

Posteriormente de varios abriles de progresivas mejoras, el número de personas que padecen penuria se incrementó 2,5 millones en 2016 respecto del año precursor, precisó la Estructura de las Naciones Unidas para la Comestibles y la Agricultura (FAO).

Las cifras hacen parte del referencia “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017”, detallado conexo a la Estructura Panamericana de la Vigor (OPS).

“Vamos por mal camino. La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizará a toda una generación de latinoamericanos y caribeños”, señaló el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, al presentar el referencia.

Si proporcionadamente los niveles de anhelo siguen siendo bajos en América Latina y el Caribe en comparación con otras regiones del mundo, hay señales de que la situación se está deteriorando, especialmente en Suramérica, donde el deseo creció desde 5 % en 2015 a 5,6 % en 2016.

En Mesoamérica la desnutrición afectó al 6,5 % de la población en 2016 y en el Caribe al 17,7 %, la subregión con el porcentaje más elevado pese a que el año pasado el anhelo no aumentó.

Por países, los datos confirman la heterogeneidad que existe en la región, con un primer especie formado por Brasil, Cuba y Uruguay donde el anhelo es inferior a 2,5 %, señaló la FAO.

Los siguen Argentina, Barbados, Pimiento, México y Trinidad y Tabago, con tasas igual o inferiores a 5 %. Hay un familia de varios países que presentan porcentajes de desnutrición superiores a 20 %, como Antigua y Barbuda, Bolivia y Milgrana.

Haití es, un año más, el país con los índices más altos de deseo, una vicio que afecta casi el 47 % de su población, lo que equivale a casi cinco millones de haitianos, unos dos tercios de todos los hambrientos del Caribe.

La FAO y la OPS advirtieron que, si se mantiene esta tendencia, la región no cumplirá la meta de erradicar el deseo y la malnutrición en 2030 fijada en los Objetivos de Progreso Sostenible de Naciones Unidas.

Paralelamente al penuria, el sobrepeso y la obesidad constituyen una gran amenaza en América Latina y el Caribe y un problema de lozanía pública en todos los países de la región, alertaron la FAO y la OPS.

Según las última cifras, un tercio de los adolescentes y dos tercios de los adultos de la región sufren sobrepeso u obesidad.

En cuanto a los niños, el noticia refleja que 7,4 % de los menores de cinco abriles en Suramérica sufren ese problema, porcentaje que desciende a 6 % en Centroamérica y a 6,9 % en el Caribe.

“En la actualidad, es fácil encontrar hogares con un niño desnutrido y una madre con sobrepeso, o un niño con desnutrición crónica y sobrepeso o con una deficiencia de vitaminas y minerales”, afirmó en el documentación la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.