La tregua se desvanece en Siria, donde el líder de Estado Islámico es dado por muerto

0
125

El portavoz del contrario Ejército de los Libres de las Tribus, Mohamed Adnan, explicó a Agencia Efe que desde ayer las fuerzas gubernamentales han conquistado varios pueblos del este de Al Sueida en un ataque resuelto desde tres lados.

En consecuencia, las facciones sirias que operan en la zona han perdido 300 kilómetros cuadrados de distrito, detalló Adnan, cuya formación, vinculada al Ejército Disponible Sirio (ELS), está presente en áreas desérticas.

El lunes, las fuerzas armadas anunciaron el inicio de una ataque en la parte uruguayo de Al Sueida contra el EI, pero los rebeldes niegan la presencia de los radicales en la región.

Adnan recordó que el EI fue expulsado en marzo pasado de Al Sueida por los insurgentes, y que desde entonces “el régimen y las milicias que lo apoyan” han efectuado varios ataques contra los opositores.

El portavoz destacó que este postrero es “el ataque más violento llevado a cabo por las milicias (que apoyan al Gobierno), que se han aprovechado de la tregua anunciada por Estados Unidos y Rusia”.

Mientras, en la vecina provincia de Rif Damasco, otro peña opuesta, el Ejército Asuad al Sharquía, afirmó que derribó hoy un avión de las fuerzas gubernamentales sirias.

El portavoz de esa partida, Saad al Hach, dijo a Efe por teléfono que sus milicianos abatieron un mecanismo en el radio de Um Rumam, en el este de Rif Damasco, en dirección al desierto.

“El avión fue atacado con un proyectil de 23 milímetros lanzado desde tierra”, precisó Al Hach, quien apuntó que se desconoce el paradero del piloto porque el avión cayó en una zona en poder de las autoridades sirias.

Desde el domingo, está en vigor en Al Sueida y en las provincias de Deraa y Al Quneitra un parada el fuego pactado entre Washington, Moscú y Ammán, que ha coincidido con el inicio de negociaciones entre una delegación del Gobierno y otra de la examen en Ginebra, auspiciadas por la ONU.

Uno de los objetivos del cese de las hostilidades es simplificar el acercamiento humanitario al suroeste de Siria.

Respecto a los preparativos de un posible emisión de ayuda, el portavoz regional de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), David Swanson, señaló a Efe por correo electrónico que “todavía es demasiado temprano en el alto el fuego”.

“Sin embargo, estamos siguiendo de cerca la situación sobre el terreno para determinar la mejor manera de responder”, subrayó Swanson, quien reiteró el convocatoria de la ONU a todas las partes en conflicto y a quienes tengan influencia sobre ellas para que garanticen un comunicación humanitario “permanente y sin trabas”.

Mientras que en el sur de Siria la tregua intenta sobrevivir en medio de las acusaciones entre las autoridades y la examen sobre la presencia del EI, excluido de todos los parada el fuego en el país, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos sorprendió hoy anunciando la homicidio del líder de los yihadistas, Abu Bakr al Bagdadi.

En un comunicado, el Observatorio reconoció que no sabe ni la momento ni la forma en la que falleció Al Bagdadi, que, según sus datos, estuvo en los últimos tres meses en un pueblo del este de la provincia nororiental siria de Deir al Zur, en la frontera con Irak.

La ONG citó como fuentes a “cabecillas de primera y segunda fila del EI”, originarios de Deir al Zur.

Contactado por Efe, el director del montón de activistas Deir al Zur 24, Omar Abu Leila, cuya estructura tiene fuentes esa región, no pudo corroborar ese anuncio. “Por el momento, no podemos decir que sea cierto”, remarcó.

Siquiera lo pudo confirmar la coalición internacional, liderada por Estados Unidos: “No podemos corroborar esta información, pero esperamos que sea cierta”, dijo a Efe el coronel Joe Scrocca, director de Asuntos Públicos de la alianza, en un correo electrónico.

No obstante, “recomendamos encarecidamente al EI que aplique una línea fuerte de sucesión, será necesario”, sugirió el coronel Scrocca, con ironía.

No es la primera vez que Al Bagdadi es entregado por muerto o herido en Siria o Irak