La WWE regresa a Chile y deslumbra a sus fanáticos con entretenido show de lucha libre

0
264

Por Manuel Saavedra, Javier Sáez y Cristóbal Meléndez

Los seguidores de la lucha exento y la WWE esperaban con ansías este momento. Ayer miércoles 5 de octubre se vivó la primera vez que la empresa más importante del mundo en este rubro se presentó en Santiago de Pimiento posteriormente de 5 largos abriles. Y no decepcionó.

Los luchadores de la marca RAW protagonizaron ocho entretenidas luchas que mantuvieron al sabido gritando y cantando, muchas veces al borde de sus asientos, en el Movistar Arena del Parque O’Higgins.

La WWE presentó a algunos de sus mejores exponentes como Cesaro, Sami Zayn, Charlotte, Sasha Banks, New Day, Seth Rollins, Kevin Owens, Roman Reigns y Rusev delante miles de fanáticos que abandonaron el circuito santiaguino con satisfacción tras ver a las figuras que siguen cada lunes por la televisión. Incluso varias decenas de ellos los siguieron durante gran parte de su permanencia en nuestro país, esperándolos en el aeropuerto, el hotel donde alojan y lugares de la caudal visitados por las superestrellas.

El evento -que se repetirá este jueves 6 en el mismo Movistar Arena con una cartelera similar- comenzó con una lucha entre los campeones en parejas de RAW The New Day (El Nuevo Día), poniendo sus títulos en serie frente a la dupla de Cesaro con Sheamus (quienes aun no logran apropiarse proporcionadamente entre ellos) y los experimentados Luke Gallows y Karl Anderson, incluso conocidos como The Club. Luego de varias llaves, enérgicos movimientos y vitoreos para los campeones y el suizo Cesaro, la lucha culminó con Xavier Woods de New Day derrotando a Anderson para retener sus campeonatos.

Luego de ello, el coloso Braun Strowman derrotó en una rápida lucha a Sin Cara, quien por más que logró enfrentar resistor, no pudo delante el físico impresionante de Strowman.

Otra lucha en parejas colocó a los buenos de Neville y Darren Young (que apareció sin su preparador Bob Backlund) contra Bo Dallas y Titus O’Neil. Los ganadores fueron el primer equipo que aprovechó una plancha voladora de Neville para sobreponerse.

Una de las luchas que tuvo mejor recibo y un buen explicación fue la pelea por el título femíneo de RAW, donde la campeona Sasha Banks venció a su retadora Charlotte, luego de aplicarle la picaporte de sumisión Banks Statement. Ambas mujeres demostraron por qué han protagonizado combates estelares en NXT y recientemente en RAW, donde muchas veces han conseguido robar protagonismo por su destreza, buena química y talento en el cuadrilátero.

Tras ello, ocurrió otro combate sideral. El campeón universal de la WWE, Kevin Owens, anunció a un compañero sorpresa –pues aseguró que su mejor amigo Chris Jericho dijo que “Chile no merecía a Y2J”-. El electo por Owens fue Luke Harper, ex ingrediente de la comunidad Wyatt que se hace muy pocos días se recuperó de una larga lisiadura. 

Los rivales de Owens y Harper fueron dos superestrellas muy queridas por el sabido chileno: Sami Zayn y Seth Rollins, los que demostraron buen trabajo en equipo y sus mejores movimientos, incluyendo el afamado “pedigree”, para así obtener la trofeo. 

Tras una breve pausa, las luchas se retomaron con la cautivador Bayley acompañada de Alicia Fox contra el equipo de las villanescas Nia Jax y Dana Brooke. Las vencedoras fueron Fox y Bayley, aprovechando una buena jugada de esta última desde que irrumpió en la categoría anciano de la WWE.

 

Otra lucha en parejas -aunque esta vez 4 contra 4- sumó a Enzo Amore y Big Cass yuxtapuesto a Golden Truth (los incansables y enérgicos Goldust y R-Truth) frente a los Shining Stars (Primo y Epico), Jinder Mahal y Curtis Axel. Acá el notorio jugó un coeficiente fundamental para disfrutar la pelea, pues a lo dispendioso de toda la lucha respondieron de gran forma a los gritos característicos de estos equipos, e incluso vitorearon la “Axelmania”. 

El evento principal tuvo a Rusev combatiendo contra el campeón de los Estados Unidos, Roman Reigns, e intentando recuperar el título. Por supuesto, Rizo -esposa del búlgaro Rusev- se robó varias miradas, incluyendo la del árbitro, que la descubrió haciendo trampa y la expulsó del circuito. Luego de una mantenida pelea y los movimientos característicos de entreambos luchadores, Roman Reigns logró retener su campeonato entre clásicos vitores y abucheos.

Fuente:T13.cl