Las impresionantes imágenes del impacto de la tormenta Brian sobre Reino Unido e Irlanda

0
102

La tormenta Brian golpeó Reino Unido con vientos huracanados y una mar crecida, aunque no ha causado tantos problemas como se temía originalmente.

Las ráfagas de singladura alcanzaron los 125 kilómetros por hora en Capel Curig y Aberdaron, el norte de Gales; mientras que en la isla de Wight subieron hasta 135 kilómetros por hora.

Hubo riadas en varias ciudades irlandesas, incluyendo Limerick.

  • ¿Cómo es posible que Ophelia, un huracán del Atlántico, llegara a las Islas Británicas?

En gran parte de Gales así como en el sur y el oeste de Inglaterra hay desplegadas señales que alertan sobre los fuertes vientos y hay numerosos mensajes que recomiendan estar preparados para inundaciones.

La tormenta causó inundaciones en Limerick, Irlanda.

La tormenta en lo alto a Reino Unido luego que tres personas murieron y centenares de miles se quedaron sin electricidad (especialmente en la República de Irlanda) tras sufrir los coletazos de Ophelia, que llegó a las islas posteriormente de ocurrir perdido su fuerza de huracán.

La agencia meteorológica de Irlanda informó sobre ráfagas de singladura de hasta 130 kilómetros por hora y se reportaron algunos desbordamientos a lo espacioso de la trayectoria del río Shannon.

Las autoridades irlandesas emitieron una alerta naranja -la segunda de longevo gravedad- en siete de los condados del país.

En Gales fue cancelado el servicio de trenes y de ferris, mientras que las carreteras costeras fueron cerradas al tráfico.

Un ferri golpeado por las olas.

La Agencia Ambiental de Reino Unido ha emitido más de 20 alertas delante la posibilidad de inundaciones, la decano parte de las cuales podrían ocurrir en el oeste y en el suroeste de Inglaterra.

El mal tiempo ha estado afectando el servicio de trenes a lo dilatado de todo Reino Unido.

En Gales y en el sur de Inglaterra varios árboles caídos sobre las vías han causado la interrupción de algunas líneas.

Los árboles caídos sobre las vías han causado interrupciones en el servicio de trenes. (Foto: Network Rail)

Ben Lukey, jefe para temas de inundaciones de la Agencia Ambiental, advirtió a los ciudadanos que eviten exponerse a las difíciles condiciones climáticas para hacerse fotografías.

“Le rogamos a las personas que se mantengan a menos a lo espacioso de la costa y les prevenimos para que no se expongan a un peligro innecesario para tomarse selfis con la tormenta o conduciendo a través de caminos inundados. Casi nada 30 centímetros de agua son suficientes para desplazar sus vehículos”, advirtió.