Letra chica de Piñera en fin de listas de espera durante su gobierno: Contraloría confirma que en el hospital San José se redujeron artificialmente

0
41

La Contraloría Genérico de la República confirmó que las listas de demora fueron reducidas de guisa sintético en el Hospital San José, tal como lo reveló un reportaje de CIPER en 2013.

Tras cuatro abriles de investigación el lunes 4 de diciembre, el contralor Jorge Bermúdez aprobó el sumario iniciado tras la revelación periodística y propuso la “destitución” del ex director del Hospital San José, el médico Raúl Hernán Vásquez Cataldo, y de su colega Rodrigo Gutiérrez Soto, ex encargado de la Clínica/Policlínico Maruri.

Miles de pacientes fueron víctimas de estas irregularidades que incluso generaron más complicaciones en su salubridad. Estas personas que figuraban en listas de dilación eran derivadas desde el hospital al centro asistencial de Maruri para “recibir asistencia médica especializada”, lo que finalmente no sucedía y entonces eran borrados de las listas aunque sus patologías no habían sido resueltas.

La indagatoria de la Contraloría demostró que los pacientes en letanía de aplazamiento No Auge eran derivados a Maruri, donde los examinaban médicos generales y no especialistas, vulnerando las normas que regulan el sistema.

Este chequeo médico insuficiente era utilizado como el motivo para eliminar a los pacientes de las listas de dilación bajo la causal de “atención realizada”.

En su conclusión la Contraloría informa que: “Un alto porcentaje de pacientes No Auge, inscritos en el Registro Nacional de Lista de Espera (RNLE), fueron eliminados de este repositorio por haber sido supuestamente atendidos en el citado centro médico (Maruri), no obstante encontrarse irresoluta su patología, debiendo ser reingresados en lista de espera, retardando de manera inexcusable la eventual solución a sus problemas médicos, con grave afectación de sus derechos”.

De acuerdo a los descargos del doctor Rodrigo Gutiérrez, según indica la resolución de la Contraloría, en agosto de 2011 la Clínica/Policlínico Maruri inició sus operaciones destinadas a descongestionar las listas de aplazamiento, en el situación de los compromisos presidenciales del gobierno de Sebastián Piñera.

Cerca de rememorar que el 7 de julio de 2012, el Presidente Piñera llegó hasta la comuna de Conchalí –sector atendido por el Hospital San José– y anejo a Mañalich anunció en demarcación que las listas No Auge habían disminuido de 90 mil a 40 mil pacientes en demora. Allí se comprometió a terminar con esta letanía en un año.

Sin secuestro, en junio de 2013, un mes antiguamente de la aniversario comprometida por el mandatario, CIPER reveló lo que estaba ocurriendo en Maruri, entonces la pelotón de Auditoría Ministerial del Servicio de Sanidad despachó un memo reservado donde se reseñaron las irregularidades.

El destinatario de ese memo era el ministro Mañalich, quien instruyó la tolerancia de un sumario chupatintas. El sumario colocado por Mañalich dio origen a una denuncia frente a el Servicio Sabido, y que dio inicio a esta investigación que finalmente confirmó la Contraloría.