Londres 38 respalda anuncio de Bachelet sobre levantar secreto a comisión Valech: “No fuimos a declarar para que luego fuera silenciada”

0
165

Las víctimas de la dictadura de Pinochet respaldaron este martes el plan de ley impulsado por la presidenta Michelle Bachelet, que levanta el secreto de 50 abriles impuesto al noticia de la comisión Valech que incluye testimonios de ex-presos políticos torturados.

“El derecho a la verdad debe primar por sobre el derecho a la privacidad de las víctimas. La verdad es patrimonio de toda la sociedad”, señaló Londres 38, una agrupación de exdetenidos, sobrevivientes y familiares de desaparecidos durante el régimen.

“No fuimos a declarar ante una comisión de verdad, para que luego esta fuera silenciada”, aseguraron los representantes de la estructura, que funciona en un excentro de tortura clandestino en el centro de Santiago, convertido hoy en espacio de memoria.

De esta forma, el colectivo mostró su total apoyo a la medida impulsada por Bachelet, quien ordenó su tramitación urgente para así hacer públicos los testimonios prestados frente a la Comisión Valech en 2003.

Esta comisión creada bajo el Gobierno del presidente Ricardo Lagos, estableció con colchoneta en testimonios de víctimas, victimarios y testigos, que unos 33.000 chilenos fueron torturados y encarcelados.

La atrevimiento de la jefa de Estado desencadenó una polémica entre los diversos sectores políticos, civiles y las Fuerzas Armadas, que manifestaron su total rechazo al anuncio de Bachelet.

Las organizaciones de derechos humanos, por su parte, acusaron a los militares de ser parte de un “pacto de silencio”, que impide hacer honestidad y dar con el paradero de cientos de detenidos desaparecidos.

“Hay un intento de negar la memoria, lo que nos parece de una máxima gravedad. Los mismos que violaron los derechos humanos durante 17 años tratan de invisibilizar lo que ocurrió”, denunció Londres 38.

En esta ristra, remarcaron que el secreto impuesto al referencia de la Comisión Valech “solo protege a los victimarios”, negando así el argumento utilizado por los detractores a su publicación de “resguardar la identidad de las víctimas”.

Añadieron que el Gobierno tiene la obligación de difundir estas historias, según lo establecido en el derecho internacional, porque los crímenes plasmados en el documento fueron “amparados por el mismo Estado” durante la dictadura.

“Continuaremos con nuestra lucha, porque el derecho a la verdad es un derecho país, además del ‘nunca más’, que por ahora no está garantizado”, concluyeron.

El expresidente Ricardo Lagos, impulsor de la Comisión Valech en su mandato, declaró la semana pasada a la prensa que el objetivo de la instancia era conocer los hechos, no hacer conciencia, y que sus resultados “son un momento a la verdad”.